COMPARTE

Como todo el mundo pudo darse cuenta, en este país ya no se habla de “diálogo” y esa palabrita que durante tanto tiempo ha sido fuente de esperanza y de fé en una Venezuela nueva, ha tristemente caído en la cuenta del olvido. ¿Que pasó, se perdió el tiempo? ¿Reunirse y tratar de llegar a un acuerdo entre la oposición y el gobierno no sirvió para nada? Mentira, reunirse durante tanto tiempo, inclusive con la mediación de los representantes del Vaticano si ha servido y mucho pero no para lo que creen ustedes, o sea para llegar a un acuerdo y tratar de resolver los graves problemás que afligen a este país. Hoy día podemos finalmente tomar conciencia de que lo único para lo cual ha servido ese dialogo  ha sido   para…ganar tiempo, para que este gobierno que, usando un término beisbolero, estaba  en un “tres y dos” político sumamente apretado, pudiera tomar un bocado de oxígeno.

Y así, considerando que estos señores ya no tiene la más remota posibilidad de ganar un proceso electoral, ni a nivel regional   ni a nivel nacional  puesto que las encuestas no mienten, promovieron reuniones completamente inútiles y no para decidir algo sino para ganar tiempo precioso,  logrando, con la complacencia y con la disponibilidad de las autoridades del poder electoral, en teoría autonomas más en realidad pasivamente  sometidas al poder ejecutivo,  esquivar el doble compromiso de  recurrir a las urnas.

Me parece interesante señalar que pudieron hacer lo que hicieron en plena sintonía con lo enunciado hace quinientos  años, pero más actual que nunca, por el tocayo de nuestro presidente, el famoso pensador florentino Nicolás Maquiavelo  cuando, en el  capitulo XVIII del su obra cumbre “El Príncipedijo que  “a un gobernante nunca le faltan argumentos  aparentemente legales para colorear el incumplimiento de las obligaciones asumidas  (en este caso “colorear” está por “justificar”) de manera que si un presidente, desde lo alto de su autoridad, dice que las firmas eran falsas y que, por lo tanto, hay que recogerlas de nuevo, debe ser verdad y si un presidente, promueve un diálogo conciliador para llegar a un acuerdo, es impensable que lo haga solamente para ganar tiempo…y si lo hizo solamente para eso, tendrá que rendir cuentas a su conciencia y a Venezuela entera!

Lo que me llama la atención entonces, no es tanto el comportamiento de la MUD cuyos directivos, por lo visto no han tenido la suficiente determinación para negarse a esas reuniones completamente estériles, sino del Vaticano que, con su presencia ha  legalizado un comportamiento poco claro y alevoso complicando una situación de por si ya bastante grave.  Y  lo triste es que …TODO HA SIDO GRACIAS AL DIÁLOGO!

?




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.