(Foto Referencial)

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo este lunes que no es tarde para revertir el cambio climático y evitar impactos como la extinción de un millón de especies animales y vegetales, como ha advertido la Plataforma Intergubernamental en Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos.

“No es demasiado tarde, pero estamos acercándonos al momento en que será irreversible, en el que no conseguiremos llegar al final de siglo con solo un incremento de 1,5 grados en el calentamiento global”, dijo Guterres en la sede de la ONU.

El acuerdo sobre el clima de París de 2015 establece como objetivo limitar a 1,5 grados centígrados la subida de las temperaturas con respecto a niveles preindustriales, o fijarlo por debajo de los 2 grados, ya que las consecuencias de un incremento mayor serían críticas.

En una rueda conjunta con el presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, Guterres advirtió de que es “absolutamente esencial no ir más allá porque los impactos en el mundo serán catastróficos. Unos de ellos está relacionado con la biodiversidad, pero hay muchos más”.

La Plataforma Intergubernamental señaló este lunes como principal causa de la posible desaparición de especies la responsabilidad humana, por los cambios en el uso de la tierra y el mar y la explotación directa de ciertos organismos.

Además, apuntó al cambio climático, la contaminación y las especies exóticas invasoras como otras causas que han llevado a que la tasa de extinción actual sea ya “entre decenas y cientos de veces más alta que el promedio experimentado en los últimos 10 millones de años”.

Guterres recordó la importancia de las ambiciones marcadas en la cumbre del clima de París para lograr la transformación necesaria para limitar el aumento de la temperatura.

“Todavía no estamos allí, pero seguimos perdiendo la batalla. El cambio climático avanza más deprisa que nosotros y si no revertimos esta marcha será una tragedia para todo el mundo y África, particularmente, sufrirá un impacto negativo”, agregó Guterres.

Por su parte, Faki insistió en que el cambio climático ya es una realidad en la región africana del Sahel, donde la sequía y la desertización han obligado a millones de personas a abandonar sus zonas de residencia, especialmente las comunidades nómadas y trashumantes.

En este sentido, el responsable de la UA resaltó el riesgo de que estas personas sean atraídas por movimientos extremistas e insistió en que “el cambio climático es una situación extremadamente grave que afecta a la seguridad y al desarrollo”.

Guterres ha organizado para el próximo 23 de septiembre una gran cumbre sobre el clima, a la que se espera que asistan buena parte de los jefes de Estado y de Gobierno del mundo, que en esas fechas estarán en Nueva York para participar en las reuniones anuales de la Asamblea General de la ONU.

La organización ha pedido a todos los Gobiernos que acudan a la cita con planes concretos y realistas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en las próximas décadas. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.