presos Con traslado de 57 reclusos culminó motín en el Penal de Tocuyito
/ Foto: Cortesía

Las condiciones solo empeoran dentro de las cárceles venezolanas. Durante los últimos meses, muchos de los presos recluidos en el Centro de Formación Hombre Nuevo El Libertador, del Internado Judicial Carabobo, en Tocuyito, han perdido hasta 40 kilogramos de peso debido a la falta de alimentos.

“El rango es ese, entre 30 y 40 kilogramos desde marzo”, dijo a El Carabobeño este martes 6 de enero la directora del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Carolina Girón, quien además manifestó que el hambre ha sido la principal causa de los motines registrados en los distintos centros penitenciarios del país desde mayo hasta el más reciente, que ocurrió el 1° de enero en Tocuyito.

Girón denunció que el Ministerio de Asuntos Penitenciarios, a pesar de contar con el presupuesto requerido, no garantiza la alimentación de la población carcelaria. Además, agregó, cuando los familiares logran llevarles alimentos e insumos a los detenidos, los custodios presuntamente los revenden o se quedan con una parte.

Al OVP le preocupa que los niveles de desnutrición continúen en ascenso, ya que en 2020 el hambre y la tuberculosis causaron la mayor cantidad de decesos en las cárceles. “Las impresiones de las madres y familiares han sido muy fuertes cuando los ven (a los reos) en las condiciones en las que están. Una madre me dijo que casi no reconoció a su hijo la última vez que lo visitó, por lo flaco que estaba”.

La protesta en el Centro de Formación Hombre Nuevo El Libertador terminó con el traslado de más de 200 presos desde Tocuyito a cárceles de otros estados del país, como Miranda, Táchira, Mérida, Barinas y Zulia. En algunos casos, detalló Girón, fueron devueltos a sus penales de origen.

De acuerdo a datos del OVP, la distribución preliminar fue la siguiente: 66 reos tendrán como destino la cárcel de El Rodeo y 41 la de Yare, en el estado Miranda; 42 pasarán a Barinas; 29 al Centro Penitenciario de Occidente en Táchira; 15 reos pasarán al centro Fénix de Lara; siete a Mérida; siete a Maracaibo; y otros tres reos a Trujillo. Otros no se habían concretado.

La vocera del observatorio aseguró que, luego del motín, la angustia de los familiares se multiplicó, porque debido al inicio de la cuarentena radical esta semana se les dificulta movilizarse para llevar los alimentos, algo que es responsabilidad del Estado al tener la custodia de los privados de libertad.

En el también conocido como Penal de Tocuyito hay presos de Caracas, de Los Teques, Maracay, entre otras ciudades y la distancia dificulta que los familiares pueda llevarles alimentos y otros insumos. “En diciembre pudieron algunos participar de las visitas familiares, pero la comida se acaba y no es continuo el alimento”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.