(Foto Armando Díaz)
COMPARTE

 La difteria se convirtió en una epidemia en Venezuela. La reciente actualización epidemiológica de la Organización Panamericana de Salud (OPS), fechada el 15 de noviembre, confirma que desde septiembre de 2016 hasta la semana de 15 al 21 de octubre de 2017 (semana 42) el país notificó 835 casos sospechosos, de los cuales 166 han sido confirmados con la infección por pruebas de laboratorio.

En el documento, que presenta datos del avance de la pandemia en América de 2017, se apunta que los casos confirmados se registraron en 17 estados del país, sin mencionar cuáles de las entidades. La información de la OPS contradice lo anunciado por el ministro de Salud, Luis López, quien el pasado 6 de noviembre señaló que en solo nueve estados del país –Bolívar, Delta Amacuro, Monagas, Sucre, Anzoátegui, Amazonas y Aragua– se habían registrado casos con difteria, sin incluir entidades como Miranda, Mérida y Carabobo, donde en los últimos meses se han producido nuevos casos y ocurrido fallecimientos por causa de la enfermedad.

Hace tres meses, la OPS informó que Venezuela acumuló 447 casos sospechosos de difteria desde septiembre de 2016 a junio de 2017 en 17 estados del país. Del total de afectados, 51 fueron confirmados. Siete personas murieron tras complicarse, confirmó la OPS. En la nueva actualización epidemiológica, la OPS no informa sobre fallecimientos. Incluso en el recuento de cifras, no se sumaron los 324 casos sospechosos registrados en 2016 por el Ministerio de Salud.

Sin incluir los datos de 2016, La OPS indicó en el informe epidemiológico que el Ministerio de Salud notificó, desde enero a octubre de 2017, 511 casos sospechosos de difteria, de los cuales 146 fueron confirmados. El número de casos sospechosos de difteria de 2017 es 1,57 veces mayor que la cifra notificada en 2016.

Los 146 casos confirmados por la OPS apenas representan 32,3 % de las 452 muestras que fueron tomadas del total de los afectados que presentaron posibles síntomas de la enfermedad. Para la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, las pocas muestras analizadas revelan fallas en la recolección, transporte, conservación y procesamiento.

La población más afectada es el grupo de 5 a 39 años de edad y especificó que 54,3 % de los pacientes tienen entre 5 y 19 años. 51 % de los casos, mujeres.

Con respecto a otras cuatro naciones del continente americano, Venezuela no queda bien parada: el país concentra 74,3 % del total de casos probables registrados en la región, seguido de Haití, donde hubo 120 personas con posible infección (51 confirmadas) y siete fallecidos. En Brasil, Colombia y República Dominicana también se notificaron casos de difteria, entre sospechosos y confirmados desde enero a noviembre de 2017.

Vacunación insuficiente

La OPS resaltó que el Ministerio de Salud enfrentaba el brote de difteria con la intensificación de la vacunación contra la enfermedad, que puso en marcha en la segunda fase del plan de inmunización que contó con más de 9 millones de dosis (incluidas vacunas pentavalente y toxoide diftérico) que pretendían aplicar en dos semanas (desde el 6 al 20 de noviembre). Esta estrategia de prevención se ejecutó 17 meses después de la reaparición de la enfermedad.

Entre enero a septiembre de 2017, la cobertura de vacunación por pentavalente –vacuna que protege de la difteria– en menores de un año fueron de 67,8 % y la del refuerzo aplicado a niños de 5 años fue de 49,8 %, mientras que la inmunización por toxoide diftérico-tetánico en mujeres embarazadas alcanzó 49,2 % de la población, y en escolares 68,3 %, señaló el Ministerio de Salud.

La Red Defendamos la Epidemiólogía Nacional y la Sociedad Venezolana de Salud Pública indicaron que estas coberturas fueron insuficientes. “Revela el fracaso de las acciones de vacunación también desde que se inició la epidemia”, denunciaron sus integrantes. La Organización Mundial de Salud recomienda que las coberturas de vacunación alcancen a 90 % o 95 %.

Opacidad

Hasta la fecha, el Ministerio de Salud no ha ofrecido cifras oficiales a la población sobre el repunte de casos de difteria ni difunde los boletines epidemiológicos semanales correspondientes a 2017, los cuales contienen información sobre el comportamiento de las enfermedades de notificación obligatoria.

Los médicos de la Red Defendamos la Epidemiología Nacional y la Sociedad Venezolana de Salud Pública criticaron una vez más la práctica reiterada de la autoridades de mantener oculta la información epidemiológica y rechazan que el país aporte datos a organismos internacionales y, a la vez prive a los venezolanos de información que les permita conocer los riesgos de contraer difteria y de prevenir la infección aguda, que produce, entre otros síntomas, fiebre, amigdalitis severa y la formación de una pseudomembrana grisácea en la garganta que obstruye las vías respiratorias.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.