(Foto referencial)

El director de la Escuela de Ingeniería Civil de la Universidad José Antonio Páez, Luis Francisco Rodríguez, asegura que en esa casa de estudios nunca se intenta perjudicar al estudiantado, por el contrario se le presta el apoyo necesario para solucionar cualquier problema que se les presente. “Sus planteamientos siempre son escuchados”.

La aclaratoria la hizo en respuesta a los señalamientos que en contra de un docente de esa institución hiciera en El Carabobeño un grupo de alumnos de la cátedra de Acueductos y Cloacas, luego de haber sido reprobados en esa materia.

Luis Francisco Rodríguez director de la Escuela de Ingeniería Civil de la UJAP. Foto Angel Chacón.

El docente expresó que ciertamente un grupo de estudiantes acudió a su despacho y cuestionó el método de evaluación que aplicó el profesor Javier López en la referida materia. El escuchó sus planteamientos y sugirió que realizaran una prueba adicional del proyecto presentado, porque varios de ellos tenían mucha similitud y la idea era despejar dudas.

Rodríguez explicó que en ingeniería civil, cuando dos profesionales, por ejemplo, elaboran un proyecto, es muy difícil que coincidan las coordenadas de todos los puntos de una vía trazada, porque prácticamente es imposible.

En el caso de los estudiantes que resultaron aplazados con el proyecto, todos los trazados coincidían, incluso los títulos de los nombres de cada una de las bocas de visita. Es decir, eran exactamente las mismas coordenadas.

El profesor señaló que  dio la razón a los alumnos, que reclamaron que le estaban evaluando más del 30 por ciento de las notas en ese proyecto, por lo que sugirió que realizaran una prueba adicional, para que cada uno demostrara lo que había aprendido. La evaluación se programó para el pasado lunes en la tarde. Del grupo de reprobados, sólo tres presentaron el examen y todos aprobaron.

Sobre el hecho de que el profesor López haya tenido ausencias reiteradas durante el semestre, Rodríguez aclaró que esto ocurrió en tiempos cuando se presentaron las manifestaciones en varios sitios del estado, de lo cual no escapó San Diego. A esto se sumó el hecho de que se registraron cortes de electricidad y la sección de los alumnos denunciantes, tenía clase a las siete de la noche. “Sin luz no se podía impartir la enseñanza”.

Luis Francisco Rodríguez negó que ante los planteamientos de los estudiantes, haya respondido que si sabían cómo era el profesor López, por qué inscribieron la materia con él, tal como lo aseguraron los alumnos en esta redacción.

El profesor subrayó que tiene 20 años de labor docente y está consciente de que esta no puede ser la respuesta de un director de escuela ante una denuncia de los alumnos. “Simplemente es falsa esta aseveración”.

Rodríguez insistió en que no tenía dudas de que los estudiantes habían elaborado el mencionado proyecto, pero sugirió la evaluación para que lo demostraran, como en efecto lo hicieron tres.

El docente agregó que ciertamente se habían cerrado las actas, pero si la dirección de escuela considera que hubo una anomalía en este proceso, la universidad está en la obligación de rectificar las actas y notas, que fue lo que ocurrió el pasado lunes.

Del profesor Javier López aseguró que es un profesional joven, pero muy responsable. Además, a todos los docentes se les analizan sus aptitudes antes de ingresar a la UJAP.

Ningún profesor de esa universidad tiene intenciones de raspar a los alumnos, insistió. “El que no pasa es simplemente porque no estudió”.

OTRA ACLARATORIA

Javier López profesor de la UJAP (Foto Luigi Sánchez)

El profesor Javier López indicó que su único error fue haber reducido el número de evaluaciones por el tiempo del semestre, pero nunca tuvo intenciones de afectar a sus alumnos.

López precisó que si ciertamente no acudió a impartir clases varios días, fue porque en ese tiempo había protestas y reiterados cortes de luz, no por irresponsable. “De eso hay constancia”.

Los alumnos aplazados en el proyecto pidieron revisión y se les concedió en la oficina del director. A pesar de que varios estaban alterados, se llegó al consenso de realizar una prueba adicional, y cambiar el porcentaje de las demás evaluaciones al 25 por ciento. De esa manera se cumplían con las cuatro evaluaciones del semestre y se adaptaba al porcentaje reglamentario.

Se programó la evaluación para el lunes en la tarde, pero sólo asistieron tres estudiantes, los cuales aprobaron la materia. Insistió en que se debió programar el examen, porque había similitud entre algunos proyectos y había que despejar las dudas existentes.

Aunque no estuvieron en El Carabobeño juntos, López coincidió con Rodríguez en el sentido de asegurar que en la UJAP ningún profesor busca perjudicar a los alumnos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.