Con motivo de la llegada de la comisión técnica de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que está en Venezuela para evaluar la situación de violación de los derechos humanos, el Gobierno se dedicó a hacer reparaciones, dotaciones y limpieza profunda en las cárceles de Uribana y Fénix, del estado Lara, con la finalidad de engañar a los visitantes y hacerles creer que no hay problemas en nuestros centros carcelarios.

Humberto Prado, coordinador del Observatorio Venezolano de Prisiones, reiteró que “en las cárceles de nuestro país es donde más el Estado ejecuta estas violaciones”.

La comisión tenía previsto visitar los penales mucho antes de que la ministra Iris Valera los invitara a través de su cuenta twitter, y los presos denunciaron ante el OVP que personal del Ministerio para el Servicio Penitenciario está recorriendo las cárceles para maquillarlas, haciendo hincapié en el estado Lara.

Desde que se conoció que venía la comisión de la ONU y luego que el OVP informara sobre cada uno de los presos fallecidos por problemas de salud y falta de atención médica en la Comunidad Penitenciaria Fénix y en el Centro Penitenciario “David Viloria” (cárcel de Uribana), la cual tiene medidas provisionales de protección desde el año 2007 por la CIDH, empezaron a tratar de solventar algunas cosas, dijo Prado.

Prado dijo que hasta ahora el Estado no ha respondido a la Corte Interamericana de Derechos Humanos por las 15 muertes ocurridas en estos penales ubicados en la zona norte del estado Lara. Los mismos presos han estado pintando paredes, limpiando áreas y hasta en los economatos han comprado utensilios.

Recordó que por insalubridad en la cocina de Uribana más de cien reclusos contrajeron una enfermedad y nueve murieron.

El declarante advirtió  que “el maquillaje” que está ejecutando el Estado es para hacerle ver a la comisión técnica de la ONU que todo está perfecto y que las cárceles son las mejores del mundo, cuando la realidad es otra y los presos se mueren de hambre por falta de atención médica y por la inacción del estado.

Mientras realizaban la limpieza en Uribana y Fénix, les dijeron a los presos que era con motivo de la visita de “la ministra”, que debían “portarse bien” porque ella venía acompañada por una comisión de la ONU, pero no les explicaron que dicha comisión iba a constatar las condiciones en que están recluidos y si existe violación de sus derechos humanos, explicó Prado.

De Uribana sacaron a 147 presos penados y los llevaron a la Fénix, un penal construido para quienes ya tienen sentencia firme.

Realizaron Plan Cayapa en los Centros de Detención Preventiva, dieron cupos para los penados, desde la policía estadal enviaron solo 76 presos para el penal, pero en diferentes comisarías quedan más de 600 reclusos. A la PNB les dieron solamente 17 cupos, y quedan más de 200 presos.

“Con estos pequeños traslados no solventan el problema de hacinamiento y condiciones de reclusión en esos calabozos”, recalcó Prado.

Comenzaron mejorando los menús en el penal porque esperaban una presunta inspección del Ministerio, pero con el pasar de los días volvieron a lo mismo.

Los presos contaron que estuvieron tres días comiendo solo arroz y arepa. Durante el apagón faltó el agua y la luz llegaba a través de una planta a algunos sectores del penal. La carne y el pollo (cuando llegan) son para los trabajadores y algunos “presos privilegiados”, en especial los encargados del economato y de distribuir la comida a los módulos, porque hay una mafia con la comida que es “vendida”, relató el coordibador de OVP.

Esta semana llegó otro cargamento de carne y pollo, que no había sido tocado, porque la orden es guardarlo hasta el domingo, cuando supuestamente llegaría la comisión de la ONU con la ministra.

Para recibir a la esperada comisión seleccionaron a los presos de sectores de la iglesia, del modulo 3, los que trabajan en el penal y los funcionarios presos, calificados por el resto de la población penal, como “aliados” de la directiva de la cárcel. Los están preparando para ese día, practicando orden cerrado y ante eso Humberto Prado recuerda que esta instrucción premilitar es para ideologizar a los presos, lo cual fue prohibido por la misma Corte IDH hace tres años, y el Estado nunca dio respuesta.

Prado hace público el engaño que pretenden llevar a cabo y advierte a la población penal haciéndoles un llamado para que no callen y relaten todas las violaciones de los Derechos Humanos a los que son sometidos en las cárceles venezolanas.

Desde el OVP se continuará visualizando la verdad en los penales y seguimos siendo la voz de los que no tienen voz, afirmó Prado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.