Ramo Verde
Cárcel militar de Ramo Verde (Foto referencial).

Nosotros no somos ni terroristas ni asesinos. Somos oficiales del Ejército que fuimos imputados por pensar diferente como muchos oficiales de la Fuerza Armada Nacional, aseguran los tenientes Josué Abraham Hidalgo Azuaje y Marco Antonio Briceño Camacho, dos de los tres fugados de la cárcel de Ramo Verde el pasado 30 de noviembre.

En un video, los oficiales pertenecientes a la promoción 2012 de la Academia Militar de Venezuela, aclaran que fueron acusados de supuestas acciones terroristas e imputados por delitos como traición a la patria, rebelión, instigación a la rebelión y motín, por presuntamente conspirar en contra del presidente Nicolás Maduro, Tareck El Aissami y Diosdado Cabello.

Sin pruebas tangibles, señalan que fueron acusados por testimonios de oficiales que supuestamente pertenecían al movimiento “Por la Libertad y la Democracia”.

Por sentir a Venezuela en el corazón y querer un país soberano, sostienen que fueron privados de libertad durante nueve meses sin ninguna sentencia firme, mientras el país se hunde en la miseria con un Gobierno que engañó a un país entero con una pseudo revolución, implementado sistemas políticos y económicos no acordes con la sociedad venezolana, acabando la institucionalidad.

Consideran que hoy en día el corrupto es más astuto, el delincuente más fuerte y el ignorante más poderoso. Lamentan que los políticos se encuentran en guerras internas por el poder donde la única víctima es el pueblo, aunque esperan que reflexionen por el bien de los venezolanos.

En el audiovisual, aseveran que para nadie es un secreto que el Gobierno fue astuto al dominar a la Fuerza Armada comprando a muchos oficiales superiores y generales con cargos administrativos para los que no fueron formados. Y también fueron astutos en dominar a la clase baja del país haciéndole creer que hay una crisis económica, pero resaltan que el verdadero culpable es el Gobierno que dejó al país con empresas quebradas y sin producción.

A los venezolanos, los instan a salir del letargo que los arropa. “Unámonos porque una Fuerza Armada sin pueblo no es nada”.

A los uniformados les piden que dejen el miedo a un lado porque, a su parecer, es mil veces mejor morir por su país que en otras circunstancias.

Afirman que no todos los militares, en su mayoría en grado subalterno, apoyan al Gobierno. “Una cosa es el Ejército forjador de libertades y otra, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB)”.

El video según aseveran, no lo hacen con fines político o propaganda, sino para hacer que despierte el sentimiento patriota de cada venezolano.

A la familia del teniente Rafael Eduardo Arreaza Soto, muerto durante la fuga, le enviaron sus condolencias y aunque señalan que la venganza no es buena, en este caso lo será y tarde o temprano pagarán los que asesinaron a su compañero. “Esta no es una amenaza, es una promesa”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.