elecciones municipales 2017 valencia abstención
Los electores migrados del Colegio Juan XXIII al San Antonio pudieron entrar al centro a las 8:20 a.m. (Foto: Kevin Arteaga)
COMPARTE

No fue una fiesta electoral, sino un proceso atípico desde el comienzo. La poca afluencia de electores era evidente en cada uno de los centros de votación dispuestos en San José, San Blas, Catedral, La Candelaria y El Socorro. La mayoría finalizó la jornada este domingo con un índice de abstención cercano al 80%.

La incidencia recurrente en casi todas las instituciones fue la ausencia de los miembros principales y suplentes de las mesas electorales, lo que obligó al personal del Consejo Nacional Electoral (CNE) a realizar sustituciones accidentales de los ciudadanos designados a estos cargos, por los testigos de las organizaciones políticas presentes y, en algunos casos, votantes voluntarios.

La falta de personas para la constitución de las mesas generó retraso en la apertura de algunos centros, por ejemplo, el ubicado en el Colegio Calasanz. Cuando eran las 9:20 a.m., todavía no estaba completamente operativo. Esta situación generó molestia en los electores, quienes percibieron la situación como un “atropello electoral más”.

MIGRACIÓN DE ELECTORES 

Ivanna Bondi fue una de las más de 15 mil afectadas por la migración arbitraria y repentina de dos centros de votación en San José por parte del CNE. “Yo voto en el Instituto Educacional Juan XXIII desde hace años cuando me mudé a El Trigal. Allí estudiaron mis hijos y por la cercanía nunca había solicitado algún tipo de cambio”, señaló.

Esta mañana, como ya es costumbre en mí, salí temprano para dirigirme al centro de votación, pero cuando llegué, junto con otros vecinos nos encontramos con el colegio cerrado y avisa que indicaba que fuimos migrados para el Colegio San Antonio, detrás del Don Bosco, en la parroquia El Socorro, narró Bondi.

Pero para ella no fue impedimento el tener que trasladarse casi diez kilómetros de su centro de votación tradicional y esperar hasta las 8:20 a.m. para que abrieran el las mesas, su prioridad era votar. “A mí me enseñaron desde que estaba en cuatro grado de primaria que el sufragio no solo es un deber sino también un derecho al que yo tenía opción y, como tal, lo defiendo todas las veces que convoquen elecciones”.

El otro centro nucleado en esta parroquia fue el del Colegio Sagrado Corazón, donde tradicionalmente votaba gran parte del Eje Cuatricentenario. Los ocho mil 296 electores fueron reubicados al Instituto Universitario de Tecnología de Valencia (Iuteval), donde inició el proceso a las 8:00 a.m. debido a la falta de los miembros principales para la constitución de las mesas.

Nora Cárdenas, representante de la oposición, denunció que las instalaciones del Iuteval no estaban en condiciones aptas para recibir a la población electoral proveniente del Sagrado Corazón, la cual también fue migrada para las elecciones regionales del 15 de octubre. “Uno de los baños estaba completamente inutilizable debido a un gran bote de aguas negras”.

La desinformación ante estos cambios de último momento fue uno de los aspectos que, a juicio de Cárdenas, contribuyeron a que mermara la afluencia de electores. Criticó el hecho de que el cambio de un centro a otro ni siquiera apareciera reflejado en el sitio web oficial del ente comicial.

¿PUNTOS TRICOLOR?

Para estas elecciones los ya tradicionales “puntos rojos” del chavismo pasaron a ser “puntos tricolor”. En el caso de San José, no solo estuvieron presentes a las afueras de los centros de votación, también adentro, tal como ocurrió en de la Unidad Escolar Alfredo Colomine donde se instaló un grupo de adeptos al oficialismo para realizar el escaneo del Carné de la Patria.

En la parroquia San Blas, todos los centros estuvieron custodiados por sus respectivos puntos tricolor a la salida. La dinámica era la misma: Luego de ejercer su derecho al voto de inmediato debían acercarse a los grupos de personas, algunos incluso identificados con prendas alusivas al partido de Gobierno. Ellos se encargaban de hacer el escaneo del carné y “asegurar los beneficios”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.