Cuando Alejandro Magno, el mejor pupilo que tuvo Aristóteles, conquistó Frigia, se enfrentó al nudo gordiano sobre el que recaía la profecía de que aquél que fuera capaz de desatarlo conquistaría el Asia entera. Alejandro lo cortó con su espada de un solo tajo, diciendo que tanto monta cortar como desatar, frase que le pareció tan buena a Fernando el Católico que la usó como lema. Esa metáfora del Nudo Gordiano es utilizada con frecuencia para expresar que nos encontramos ante un problema de difícil solución.

El nudo que se nos presenta a los venezolanos va más allá de un planteamiento paradigmático o de un dilema propio de la mitología griega: si optamos por concurrir a las elecciones presidenciales con las condiciones que todos conocemos, y con las trapisondas que el régimen y sus secuaces preparan de acuerdo a la ocasión, veremos una vez más, como aparecerá la mofletuda figura haciendo su acostumbrado paseíllo por esa interminable baranda , y con su voz salida del Averno, soltar su ingrata sentencia: “…Y de manera irreversible…”

Ahora bien, si en consideración a la evidencia de las artimañas, truculencias y tretas con las que suele el gobierno ir a cuanta contienda se presente, amén de las reiteradas advertencias que Estados Unidos, el Grupo de Lima –integrado entre otros por Brasil, México, Argentina, Colombia, Chile y Perú, y la Unión Europea vienen presentando, decidimos no asistir a esa degollina electoral…He aquí, tal como lo anota Leonardo Padrón, el dilema: Si votamos, perdemos por trampa. Si no votamos, perdemos por ausencia.

Así las cosas, este nudo electoral que atropelladamente anticipó el régimen no puede desatarse con pensamiento lógico.

Recordamos entonces que el asunto del enredado nudo sólo era posible de resolver mediante un corte tajante y que los “dioses aprobaban” tal solución como una manera válida de resolver el asunto…

Nuestro país es hoy un enorme nudo gordiano de hilos entrelazados que conforman una complejísima, gruesa y asfixiante red que cubre la conciencia de muchísimos compatriotas, unos, recipiendarios de vergonzosas dádivas que llegan al voleo; y otros, portadores de amelladas espadas que perdieron su filo de tanto cortar virtudes.

Lo habitual de los nudos gordianos es que necesitan soluciones fuera de su propia disyuntiva, es decir, soluciones diferentes, propias de lo que algunos llaman “pensamiento lateral”.

Cortar el nudo gordiano es, por ejemplo, remontarse por encima de una discusión interminable y resolver la cuestión de una manera que se sale un poco de lo esperado, que cambia las reglas del juego, o en la que nadie había pensado pero que una vez aplicada se logra el objetivo; como por ejemplo que nuestros dirigentes actúen de manera perseverante en el logro de la Unidad, no como un grupo de operadores electorales, sino como un sólido equipo que sepa establecer las prioridades y enfoque debidamente la realidad de nuestro país y la caída de popularidad del régimen.

Uno de los más ilustres politólogos – Norberto Bobbio – dejó anotado: “Para deshacer nudos, hace falta inteligencia; para cortarlos, basta una espada”. Si queremos deshacer nudos, tenemos que empezar por cambiar nuestra actitud y dejar de lado la presunción de imposibilidad ante las duras realidades. Ha llegado el momento de cambiar estrategias, y por qué no, de desatar nudos, mediante propuestas factibles y creíbles, trabajo orientado al convencimiento del ciudadano con ideas novedosas, sin demagogias basadas en promesas y en el diálogo vacío; pero sin olvidar que nosotros- como venezolanos – aún cuando queremos cortar con tanta maldad, apostamos al afecto y esperanza.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.