Infante tendrá su tercera pasantía en la organización de Detroit/ Foto: Las Mayores
COMPARTE

La última vez Omar Infante fungió como utility, fue convocado al Juego de Estrellas. Eso fue en la temporada del 2010 con los Bravos.

En ese entonces, el venezolano tenía apenas 28 años de edad. Ahora que vuelve a un escenario ya conocido en los Tigres como invitado fuera de roster a los entrenamientos, Infante está tratando de recobrar aquella versatilidad a sus 35. El infielder reconoce que no es una tarea fácil, pero que está trabajando en eso.

Los Tigres firmaron a Infante al principio del invierno, cuando se pensaba que tal vez habría cambios masivos en el roster de los Felinos. Eso nunca sucedió y por ende, Infante tratar de ganarse un puesto como utiility en un equipo cuyas posiciones titulares están bastante definidas.

Una excepción es el jardín central, posición que no juega Infante desde el 2009 y que no defiende de manera regular desde que inició 10 juegos como tal hace 10 años.

Afirma el veterano que aún sabe jugar en el bosque central y que de hecho se siente mejor allí que en los otros dos jardines, ya que tiene espacio para correr y puede medir mejor los batazos. Ahora Infante trata de recobrar sus instintos como guardabosque. Sin embargo, con tantos otros candidatos, podría dificultársele conseguir tiempo de juego durante la pretemporada.

Con información de Las Mayores




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.