Padres David Vallenilla
(Foto EFE)
COMPARTE

Un proyectil múltiple que le dejó tres perforaciones en forma de triángulo en el hemitórax derecho, le causó la muerte casi de manera instantánea a David José Vallenilla Luis (22), el joven enfermero que fue atacado a mansalva por un efectivo de la Aviación a través del cercado que divide La Carlota o Base Generalísimo Francisco de Miranda  de la autopista Francisco Fajardo.

El abogado David Vallenilla y la profesora Milagros Luis acudieron a la morgue de Bello Monte, acompañados por familiares y colegas, para retirar los restos de su único hijo. El exigió que el caso no quede así y ella dice que perdonó al militar que lo mató

Consternado y abatido, el profesional del derecho se dirigió a su compañero de trabajo en el Metro de Caracas, Nicolás Maduro. “Soy David Vallenilla, tu supervisor. Nicolás, está claro que hubo una agresión directa contra David José. Tú lo conociste de pequeño en Plaza Venezuela. No voy a pedir justicia porque esa palabra está demasiado hecha, pero que esto no se quede así”.

Entre lágrimas, David Vallenilla refrendó que su hijo no era malandro, era estudiante. “Hoy entregaba el dinero del paquete de su graduación. Nicolás por favor. Amigo, te llamo amigo porque te respeto, siempre te consideré una persona centrada. Está en tus manos ayudar a que esto quede claro”.

Vallenilla fue jefe del actual presidente cuando laboraba en la ruta del Metrobús en Santa Mónica-Los Chaguaramos. “Hace muchos años”.

Madre de David Vallenilla perdona al militar que lo mató

 Milagros Luis es jefa de cátedra de ciencias aplicadas en la Universidad Marítima del Caribe. Esta devastada, pero dentro de su profundo dolor está dispuesta a perdonar: “Yo perdono a ese señor. Da tristeza que un militar empuñe un arma contra un ser indefenso. Eso quedará en su conciencia”.

Es evidente que madre e hijo no coincidían ideológicamente. A pesar de que pensábamos diferente, había respeto y tolerancia”.

Ella confía en que habrá una investigación objetiva.

David José asistía a las protestas sin que sus padres lo supieran. Trabajaba en la clínica Bello Campo y cuando salía temprano se incorporaba a las manifestaciones con sus compañeros de trabajo. La familia se enteró hace poco porque se fracturó el pie derecho corriendo debido a una arremetida de gases lacrimógenos.

Pasó un mes con el pie enyesado y durante el reposo se quedó con su padre en la urbanización Lecumberry de Cúa, Valles del Tuy. La semana pasada le retiraron el yeso.

Había culminado sus estudios de Técnico Superior Universitario en enfermería en el IUTA del centro de Caracas. El acto de graduación era dentro de un mes y estaba haciendo un curso de especialización en quirófano los sábados.

Senamecf  vs Fiscalía

En la morgue de Bello Monte se registró un conflicto la noche del jueves, porque los funcionarios del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) negaron el acceso a los fiscales y patólogos de la Fiscalía que intentaban practicar la autopsia. Alegaron que recibieron órdenes superiores.

Finalmente la experticia fue practicada por los patólogos del Senamecf  con presencia de los Fiscales del Ministerio Público, expertos de la Unidad Contra la Vulneración de Derechos Fundamentales y funcionarios del Cicpc. Luego se negaron a entregarles a los fiscales las evidencias. El abogado Vallenilla se dirigió al jefe de seguridad del Senamecf, quien pidió un oficio para cumplir la exigencia y la Fiscal se lo elaboró inmediatamente, de puño y letra, logrando la custodia de las evidencias.

No hubo incursión de fiscales militares en el caso, como se dijo en redes sociales.

David José Vallenilla murió por “shock hipovolémico, hemorragia interna por perforación de pulmón, corazón e hígado, por disparo de arma de fuego de un proyectil múltiple al tórax anterior”. Visiblemente se le observaban tres oficios a corta distancia uno del otro, en forma de triángulo, en el hemitórax derecho. Su padre dijo que le extrajeron cuatro proyectiles.

David Vallenilla quería irse del país y su padre le había dado su aprobación.

Cuando le consultaron al abogado si a los muchachos les pagaban para que salieran a protestar, respondió que el tenía que transferirle a su hijo el dinero para pagar el paquete de graduación porque lo que ganaba eran 30 mil bolívares quincenales, que no le alcanzaban para nada y eso le causaba indignación.

David Vallenilla no es dado a polemizar, pero sostiene que quiere un mejor futuro para los jóvenes. “Mi hijo luchaba por un ideal”.

Los restos del enfermero fueron llevados a la funeraria El Rosal, en Chacaíto, y el sepelio será en el cementerio Jardines del Cercado, en la vía de Guarenas.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.