COMPARTE

El papel que desempeñan los paramédicos es vital al momento de prestar auxilio a la persona afectada. De ellos, dependen los primeros auxilios médicos. De ellos, dependen los primeros auxilios médicos que hacen la diferencia entre la vida y la muerte.

Estos profesionales constituyen el soporte de la atención primaria, pues, gracias a su destreza técnica, estabilizan al paciente en cualquier situación de emergencia en que se encuentre, antes de ser trasladado a un centro hospitalario, explicó Adrián Araujo, gerente de Operaciones del Grupo Venemergencia en una nota de prensa.

Vocación de servicio, ética, facilidad de comunicación, sentido de la urgencia, además de esfuerzo y mucha dedicación para afrontar las situaciones que se le presentan, en opinión de Araujo, son los requisitos principales que debe tener un paramédico.

Paramédico por vocación

Un notable ejemplo de vocación lo constituye Edgar Parra, quien tiene 14 años en el oficio y es uno de los más de 100 paramédicos que conforman Venemergencia, cuya labor contribuye a salvar vidas, evitar complicaciones y en muchos casos facilitar la buena marcha y el éxito de intervenciones quirúrgicas.

Su sentido humanitario lo empujó a ayudar al prójimo, primero como voluntario y ahora como paramédico profesional y cursante del quinto semestre de Enfermería. Durante el tiempo que lleva desempeñando esta labor le ha tocado participar en distintos escenarios de riesgos y resolver situaciones extremas con eficacia y rapidez.

Con propiedad, expresa que para ejercer este oficio no sólo es importante tener una clara vocación de ayuda a los demás. También una excelente preparación, pues la vida de un paciente depende en gran medida de la actuación del paramédico.

Son el primer eslabón de la atención primaria. “Estamos encargados de darle los primeros auxilios al paciente y entregárselo al médico en el centro asistencial que corresponda para que se haga cargo de él. Debe saber tomar signos vitales, reconocer síntomas, hacer reanimación cardiopulmonar, colocar vías intravenosas, utilizar los equipos y tener una actitud tranquilizadora y decidida al mismo tiempo”, afirmó Parra.

Los colores de la emergencia

Una muestra de los niveles de organización y profesionalismo indispensables en las labores de atención primaria, lo constituye el uso de códigos que sirven para indicar el tipo de actuación que debe poner en práctica el paramédico en cada situación. Un ejemplo de ello es el sistema de clasificación por colores que utilizan en Venemergencia, según explicó Adrián Araujo, gerente de operaciones.

El rojo indica que la persona presenta una condición delicada y hay que estabilizarla rápidamente hasta lograr llevarla al centro asistencial que corresponda para ser atendida,  bien sea por causa de un infarto, una fractura abierta, una caída de una altura considerada o por algún accidente que le haya provocado pérdida de la consciencia.

El código amarillo se emplea cuando el paciente tiene cierta gravedad, pero no necesariamente su vida depende de la atención inmediata del paramédico. Ambos se atienden con la misma premura y que los tiempos de respuesta para cualquier tipo de traslados son muy cortos.

Por otro lado, consciente del valor de los paramédicos para contar con un adecuado sistema de atención primaria, Venemergencia, a través de su Fundación, impulsa el desarrollo profesional de este personal, a través de la implementación de un currículo estándar de educación en instituciones de educación superior, habiendo capacitado hasta la fecha a más de 15.000 personas en primeros auxilios.

Y en asociación con la Universidad Simón Bolívar, creó el Diplomado Proveedor de Auxilio Médico de Emergencia (PAME), través del cual ha graduado tres cohortes de paramédicos, que son los que día a día salen a las calles para prestarle asistencia a quien la necesita.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.