Julio García (Foto Angel Chacón)
COMPARTE

La presidenta del Colegio de Enfermeros del Distrito Capital, Ana Rosario Contreras condenó la detención arbitraria a la cual fue objeto su colega Julio García, directivo del Colegio de Enfermeros del estado Carabobo, por presuntamente estar vinculado con el asalto que sufriera el Fuerte Paramacay de la entidad carabobeña el pasado domingo 6 de agosto.

La dirigente gremial del sector salud rechazó conjuntamente con integrantes del Frente Unitario Sindical, la “persecución sistemática” a la cual están siendo víctimas dirigentes gremiales y sindicales del país por parte del gobierno nacional.

Molesta por la situación señaló que “hoy nos dirigimos al pueblo venezolano para manifestar nuestro profundo rechazo en contra de la persecución de dirigentes gremiales y sindicales, particularmente con la detención de Julio García, presidente del Colegio de Enfermeros del estado Carabobo quien es un hombre honesto y cuyo crimen ha sido denunciar las irregularidades y fallos del régimen de Nicolás Maduro en el manejo del sector salud”.

La dirigente de la salud también condenó las privativas de libertad contra la presidenta del Colegio de Contadores y el secretario de la Federación de Pensionados y Jubilados, ambos de Carabobo.

El presidente del Colegio de Enfermeros de Carabobo fue privado de libertad en su casa ubicada en la urbanización La Trigaleña, en la entidad, acompañado de su esposa y sus dos hijos menores de edad por parte de efectivos del Servicio de Inteligencia Bolivariana (Sebin). Aun se desconocen los delitos a los cuales se les acusa, pero su abogado defensor presume que sea por traición a la patria e incitación a la rebelión.

Rosario consideró a García “como un luchador social, cuyo delito ha sido reclamar al Estado venezolano su incumplimiento de dotar a la red hospitalaria pública de los insumos y medicinas para atender a los pacientes que acuden allí para mejorar su salud, y en la cual no escapa Carabobo”. Igualmente lo describió como un hombre probo y honesto.

La gremialista repudió la manera como fue aprehendido García de manos de funcionarios del Sebin, “como si fuera un vil delincuente, sin importar la presencia de sus hijos menores de edad, y de su esposa embarazada”.

Sin ningún temor, Contreras acusó al director del Sebin, general Gustavo González López “de querer montar una olla para cercenar los derechos de los lideres sindicales y gremiales”.

Sostuvo igualmente que pese la persecución contra la dirigencia sindical del país, el régimen de Maduro no podrá ocultar la terrible crisis humanitaria que afecta al país, como tampoco impedirá que los profesionales sigan denunciando los problemas en las áreas que le competen.

“Nicolás Maduro ha demostrado una vez más su talante dictatorial, ya que no es propio de una democracia sacar esposados a profesionales como si fueran delincuentes sólo por el hecho de pensar distinto”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.