COMPARTE

Uno de los grandes males que ha padecido nuestro país en toda su historia es su debilidad hacia el tema militar y su accionar en la conducción del país.

Y es por ello que uno observa con preocupación el bajo nivel de análisis de una parte de la población, la cual piensa que la solución de los problemas del país pasa por una acción militar y peor aún, que la gente tome como “ídolos” a ciertos miembros de ese mundo que habiendo apoyado y participado en un gobierno mal llamado socialista, ahora pretenden erigirse como los nuevos paladines de la justicia y la democracia.

Razón ha tenido y tiene el Diputado Henry Ramos Allup al expresar que las salidas militares conducen a gobiernos militares pues quienes tienen el poder de las armas y con él interrumpen la actividad de un gobierno, no le van a entregar ese poder a los civiles.
Es por eso que en Venezuela se tiene que iniciar una gran lucha para cambiar ese esquema mental que tiene mucha gente en el cual las soluciones del país vienen a través del mesianismo y el militarismo.

En el mundo moderno que vivimos no hay nada más nefasto que un país siga conectado a esos dos fenómenos, pues bajo esas dos corrientes lo único que logramos es seguir navegando hacia los Siglos XIX y XVIII.

¿Cómo podemos combatir eso?, bueno en primer lugar la dirigencia política tiene que trabajar más para comunicarse y conectarse con la población; abogar por la reivindicación de la educación en Venezuela y por último que la población deje de creer en esos falsos profetas que ahora están apareciendo como si nada hubiese ocurrido, evadiendo sus cuotas de responsabilidad del pasado.

El futuro de Venezuela no está en salidas militaristas, el futuro de Venezuela está en más democracia, en que tengamos un pueblo con educación y formación de calidad y en que la sociedad erradique de una vez por todas el fantasma del mesianismo y del mesianismo vestido de verde oliva.

No hay ni una sola nación del mundo que hoy en día sea próspera y que este gobernada por los males que hemos mencionado anteriormente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.