En Reino Unido, marido celoso apuñaló 300 veces a su mujer a la que creía infiel
/ Foto: Cortesía (Liverpool Echo, Inglaterra)

Un marido celoso se declaró culpable este viernes 09 de abril de apuñalar a su esposa hasta 300 veces en un asesinato que los medios y el sistema de justicia del Reino Unido catalogan de “bárbaro”. George Leather, de 60 años, usó cuatro cuchillos diferentes para infligir alrededor de 100 heridas en la cara y la cabeza de Paula Leather, para dejarla a los pies de la escalera en su casa en Prescot, en Merseyside, en las cercanías de Liverpool, Inglaterra.

Tras romper hoja tras hoja de los cuchilos en su ataque, el insensible compañero dejó a la mujer de 56 años muerta para subir al segundo nivel a darse una ducha. El hecho se suscitó en noviembre de 2020.

En principio, negó el asesinato de su esposa, pero luego debió cambiar su declaración de culpabilidad en el Tribunal de la Corona de Liverpool. Al encarcelarlo de por vida, el juez Andrew Menary dijo: “Fue un episodio de barbarie indescriptible”.

El tribunal escuchó que la pareja estuvo junta por más de 40 años y tuvo tres hijos (ya adultos actualmente) y un nieto durante su matrimonio de 34 años. Pero poco después de la 1:00 de la madrugada del 16 de noviembre del año pasado, el hermano de Leather, Peter Leather, recibió una llamada en la que le urgían a pasar por la casa de la pareja.

Acusaciones sin fundamento

Vecinos comentan que, durante más de 20 años, Leather acusó a su esposa de aventuras y describían al hombre como “extremadamente celoso y posesivo”, alguien que no quería que Paula tuviera contacto con amigos ni familiares, y que dañó y destruyó propiedades cuando perdía los estribos con ella.

Sin embargo, el fiscal Gordon Cole señaló en el juicio que no había evidencia que indicara que Paula estuviera teniendo una aventura, como sugería su esposo. “De hecho, la evidencia prueba lo contrario, que ella se mantuvo al lado del acusado y siempre trató de hablar, como se describió, de los problemas que tenía”.

La cuñada de Leather llamó a la policía a la 1:18 a.m. y les dijo que el celópata dejó en claro que había matado a su esposa y que la víctima estaba al pie de las escaleras. La policía y los paramédicos no pudieron hacer nada para salvarla cuando llegaron a la propiedad en el urbanismo Tinling Close.

Violencia extrema

Los vecinos hablaron de haber escuchado ruidos alrededor de las 11:00 p.m. del 15 de noviembre, con una mujer gritando repetidamente “George”, “golpes sordos” provenientes del interior de la casa y “gruñidos” de un hombre.

Los oficiales encontraron a Paula cubierta de sangre, que también estaba salpicada en el piso, las paredes y varios artículos, incluidos cuchillos, hojas y mangos rotos en el pasillo, el salón y la cocina.

Cole dijo que el ataque involucró la “mutilación” de la cara y la cabeza de la víctima con 100 heridas separadas en esta área y hasta 200 heridas en el resto de su cuerpo.

Dijo: “Las lesiones infligidas fueron tan graves y tan extensas, que si bien el acusado indicó que fue su esposa a quien había matado, el proceso de identificación formal solo pudo ser confirmado por la presencia de un tatuaje que tenía Paula Leather y también por un reloj que ella estaba usando”.

Un patólogo, que notó que la habían sujetado y agarrado, dijo que el ataque no era típico de un “incidente doméstico habitual de apuñalamiento”.

Al ser entrevistado, Leather aceptó haber matado a su esposa, pero dijo que no podía explicar cómo se había vuelto tan violento, pero creía que ella le había sido “infiel”.

Una “persona encantadora”

Los tres hijos adultos de Paula leyeron declaraciones poderosas y conmovedoras en las que criticaron al padre, que había controlado a su madre por años y le quitó la vida en un ataque salvaje.

El juez Menary dijo que estaba claro que Paula era una “persona encantadora” a la que sus hijos “amaban profundamente”, quienes confiaban en ella para recibir apoyo y orientación.

Le dijo a George Leather, el victimario: “Francamente, es imposible exagerar el nivel de violencia que usó, una característica de este caso que seguramente tendrá un efecto profundo y duradero en su familia”.

Con información del Liverpool Echo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.