El primer ministro sursudanés, Martin Elia Lomoro. (EFE)
COMPARTE

El primer ministro sursudanés, Martin Elia Lomoro, declaró hoy a Efe que la comunidad internacional tiene que ayudar a su país a resolver el conflicto territorial en la región de Abyei, rica en petróleo y disputada entre Sudán y Sudán del Sur desde la independencia del segundo país en 2011.

“La cuestión de Abyei es una responsabilidad de la comunidad internacional, que tiene que hacer más esfuerzos para activar el proceso de diálogo entre ambas partes para superar los puntos de discordia de forma pacífica”, destacó Lomoro.

Por otra parte, el primer ministro sursudanés alabó el papel desempeñado por la comunidad internacional al desplegar fuerzas de de paz en Abyei, cuya presencia evitó que ocurrieran choques debido a la gran tensión entre los dos países, en su opinión.

La Fuerza de Seguridad Interina de Naciones Unidas para Abyei (UNISFA) se estableció en 2011 en respuesta a la violencia en Abyei cuando Sudán del Sur se preparaba para declarar su independencia de Sudán.

Ambos países acordaron desmilitarizar el área y dejarla bajo supervisión de tropas de Etiopía, que ha aportado prácticamente a todos los efectivos de la misión de la ONU, además de celebrar un referéndum para determinar a qué país pertenece Abyei.

Esa consulta se tendría que haber celebrado en 2011, junto a la votación sobre la independencia de Sudán del Sur, pero fue retrasada por las discrepancias entre ambos estados.

La ONU alertó el pasado mayo de que unas 160.000 personas necesitan ayuda humanitaria en la zona. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.