El servicio eléctrico se restablecía gradualmente este martes en Venezuela, tras un nuevo apagón que dejó a oscuras casi todo el país, atribuido por el gobierno a un “ataque electromagnético”.

Aunque la estatal Corpoelec informó que la electricidad fue restituida en toda Caracas, algunos sectores sufrían cortes intermitentes.

La empresa reportó que el servicio se estabilizó en el centro y oriente del país, y que trabaja para recuperar los estados faltantes.

Según el privado Observatorio de Servicios Públicos, el apagón, ocurrido a las 16H41 locales del lunes (20H41 GMT), afectó a los 23 estados del país, además de la capital de seis millones de habitantes.

El corte impactó los servicios de transporte, el suministro de agua potable y las comunicaciones telefónicas. Un reporte citado por el Observatorio indicó que una docena de hospitales quedaron sin luz al no funcionar sus generadores.

Las operaciones en el aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas, no se interrumpieron, aunque algunas áreas quedaron a oscuras, indicó el Observatorio.

El gobierno atribuyó el incidente a “un ataque de carácter electromagnético que buscó afectar el sistema de generación hidroeléctrica de Guayana” (sur), donde está la central hidroeléctrica de Guri, fuente de 80% de la energía que consume Venezuela.

El presidente socialista, Nicolás Maduro, lo  denunció como un “nuevo ataque criminal”.

“¡Es una burla! Pero con este gobierno no es extraño”, dijo a la AFP Lino Canale, de 59 años, en Caracas, quien afirmó haber pasado una noche “llena de angustia”.

– “Fracaso evidente” –

Un manto negro cubrió la capital al anochecer y sus calles vacías apenas fueron alumbradas por faroles de automóviles; en medio del caos vehicular y con el Metro fuera de servicio, muchos tuvieron que volver a casa a pie.

Sin embargo, sobre la medianoche empezó a restablecerse el servicio.

El gobierno ordenó la suspensión de las actividades laborales y educativas para este martes.

A principios de marzo, un gigantesco apagón paralizó el país durante una semana, derivando en graves fallas de los servicios de agua y telecomunicaciones, y obligando a suspender la jornada laboral y las clases.

La atención hospitalaria también se vio afectada por ese incidente y otro más ocurrido días después. La oposición denunció entonces una veintena de muertes por problemas en centros médicos.

Otro corte que dejó a oscuras a gran parte del territorio se produjo en abril.

El líder opositor Juan Guaidó, que este martes cumplió seis meses desde que se autoproclamó presidente encargado, aseguró en Twitter que 16 estados permanecían parcial o completamente sin luz.

Jefe del Parlamento de mayoría opositora, Guaidó es reconocido como mandatario interino por medio centenar de países liderados por Estados Unidos, al que el gobierno culpa de “ataques terroristas” contra el sistema eléctrico en su presión para expulsar a Maduro.

Guaidó llamó a protestar en una sesión callejera que el Legislativo había convocado de antemano para este martes en una plaza capitalina. Su llamado era atendido por menos de un millar de personas.

– Débil sistema –

Los apagones son habituales en Venezuela, especialmente en la zona occidental. El gobierno suele achacarlos a sabotajes y denuncia que las sanciones de Estados Unidos le impiden comprar repuestos.

La oposición y especialistas lo responsabilizan por falta de inversión, impericia y corrupción en medio de una crisis de la economía que, según una proyección del FMI revelada este martes, se contraerá 35% en 2019.

El lunes, tras denuncias de Venezuela sobre una nueva incursión de un avión de inteligencia de Estados Unidos en espacio aéreo venezolano, el líder chavista Diosdado Cabello vinculó los cortes con ese tipo de incidentes.

El gobierno contabiliza 78 violaciones de aeronaves estadounidenses al espacio aéreo venezolano en 2019.

El especialista José Aguilar, consultor venezolano radicado en Estados Unidos, desestimó las denuncias de ataques, acusando al gobierno de violar límites de “operación segura”. “Volverá a ocurrir (un apagón), mientras se siga mintiendo”, escribió en Twitter.

Tras la falla, el comercio cerró, pues la falta de electricidad impide usar datáfonos para cobro con tarjetas de débito y crédito, algo fundamental en Venezuela debido a la escasez de efectivo por la rápida devaluación del bolívar y la hiperinflación.

Pese a los señalamientos de sabotajes, Maduro ha cambiado dos veces al ministro de Energía Eléctrica desde marzo.

A finales de junio, Estados Unidos sancionó a uno de esos funcionarios, Luis Motta Domínguez, y a otro allegado de Maduro, acusados de blanquear dinero producto de sobornos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.