FOTO: AFP

Cleveland Cavaliers derrotó este miércoles a Charlotte 118-105 gracias a una espectacular actuación de LeBron James. Pero el nombre propio de la noche fue Kemba Walker, quien se convirtió en el máximo anotador de la historia de los Hornets.

Con una entrada a canasta en los compases finales, Walker superó con 9841 tantos a Dell Curry, padre de Stephen Curry. Quien tenía previamente el récord con 9839 puntos.

Al final del encuentro, la emoción y las lágrimas embargaron al base, que se quedó en 21 puntos contra los Cavs.

Walker al finalizar el encuentro expresó. “No debería estar aquí, mucha gente de mi entorno no llega hasta aquí. Ha sido un largo camino pero es un gran logro, estoy emocionado. Me hubiera gustado jugar mejor y ganar el partido pero es increíble”.

El piloto de Charlotte así mismo añadió. “Quiero ser tan bueno como pueda serlo. Eso es lo que estoy intentando hacer. Todo es posible. Si yo puedo hacerlo, todos pueden. Con trabajo y con dedicación los sueños se hacen realidad”.

Los Hornets, quienes no jugarán los playoffs, sucumbieron ante otra noche especial de LeBron James. Quien finalizó la contienda con 41 puntos, 10 rebotes y ocho asistencias.

El base español José Calderón volvió al banquillo tras el regreso del escolta Rodney Hood al equipo titular. Y aportó cuatro tantos y dos asistencias en 14 minutos sobre la cancha.

Leer también:NBA: Las lesiones golpearon a gran cantidad de jugadores




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.