COMPARTE

Marianela Ágreda Armas

Ruinas, malandros, montarrascales y profanaciones. Un panorama nada gratificante para el descanso eterno en el cementerio La Primavera de Maracay y menos para familiares de difuntos que de manera obligada han restringido las visitas al camposanto. El descuido del cementerio y la falta de vigilancia lo convierten ahora en un vertedero de basura clandestino, ante los problemas en recolección de desechos que se registran en el municipio Girardot.

El lugar se convirtió en todo un reto para familiares que desean visitar a sus deudos, limpiar sus tumbas y elevar oraciones. Nada de eso se puede hacer con tranquilidad. La angustia de ser víctimas de atracos se apodera de los visitantes quienes en una especie de paranoia deben acordar visitas relámpagos, en grupos o durante fechas claves que les aseguren presencia masiva en el cementerio.

Nadie responde por las profanaciones de tumbas. De la noche a la mañana amanecen abiertos los sepulcros donde faltan los restos. No hay culpables, no hay responsables, todo queda así, en un cuento de nunca acabar porque Funcemar simplemente se hace de la vista gorda.

Paula Mujica sintió dos veces el dolor de la pérdida de su progenitora. La primera vez cuando su madre falleció hace casi dos años, a finales de octubre. Un año después sintió el mismo dolor “como si hubiera muerto dos veces”, relató la afectada.

Justo al año de la inhumación, Paula junto a sus hermanos y resto de la familia se toparon con que la tumba fue profanada. La cabeza no estaba dentro de la urna que quedó expuesta.

Es como si hubiese muerto de nuevo. Uno sabe que lo que está allí son los restos, pero se meten con ellos. Uno queda en la impotencia, no se puede hacer nada, no hay explicación”, contó Mujica quien explicó que debieron pagar otra suma de dinero a los sepultureros para volver a sellar la tumba.

Colocó la denuncia ante Funcemar, la empresa a través de la cual la Alcaldía de Girardot administra el cementerio La Primavera. Solo le indicaron que la llamarían cuando supieran en qué terminaban las investigaciones. Aún espera la llamada.

Las profanaciones siguen. En el camino a la tumba de su progenitora, en varias ocasiones se han topado con el dantesco panorama.

Mujica condenó el deplorable estado que luce el cementerio La Primavera. Asegura que solo limpian “por donde pasa la reina”. El monte crece sin que exista plan de limpieza, pues el desmalezamiento solo se lleva a cabo en las tumbas ubicadas en la entrada. Muchos familiares deben entrar con machete, pico y pala para llegar hasta la tumba de sus deudos.

Allí no hay vigilancia, yo tengo que esperar a mi hermano o ir en grupo porque allí he escuchado de personas que han robado. Ni siquiera me da chance de rezarle un rosario completo a mi mamá, visitarla es rapidito, una oracioncita y una limpieza lo más rápido posible e irse para que no nos atraquen”.

A pesar de las denuncias de la situación en La Primavera no hay autoridad en Maracay que vuelque su mirada hacia el camposanto. Allí está el descanso eterno, en medio de la indolencia, en medio de la Ciudad Jardín, en medio de la nada, en medio de monte y culebras.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.