COMPARTE

Beatriz Rojas [email protected]_beatriz


Por efectos de la crisis económica que se vive en el país, gran parte de la población se alimenta de manera deficiente.

Los ciudadanos no solo admiten que no están consumiendo los nutrientes necesarios para mantener buena salud, sino que además están comiendo menos.

Esta realidad no solo entristece a las personas que están pasando por esta situación, también las enardece, ya que no depende de si trabajan o no para comprar alimentos. Todo es producto de la escasez generalizada en el territorio nacional.

En una encuesta relámpago realizada por El Carabobeño, muchas personas señalaron que consumen a diario lo que consiguen. Incluso algunos encuestados llegaron a comentar que se han visto en la necesidad de acostarse sin comer. Este es el caso de Adriana Rojas, una joven madre que se levanta de madrugada a hacer cola en los supermercados para ver qué compra.

Rojas detalló que muchas veces ha hecho su fila para adquirir arroz o pasta, pero cuando le llega su turno ya no queda nada y se tiene que ir a otro lugar.

La situación de María Lamas y su familia es terrible. De acuerdo a su testimonio, siente que está comiendo basura, porque no consigue nada. Reveló que tiene tiempo sin comer arepas, porque no consigue harina de maíz. Ha optado por comprar harina de trigo, pero ya está cansada de comer panquecas acompañadas con agua. Ya no compra queso porque está muy caro y su economía no le da para esos lujos.

Las caraotas están carísimas, la pasta no se consigue, esto es horrible, nos están matando de hambre”, manifestó.

Elizabeth de Morillo vive con sus dos hijas y su suegro. Se siente segura cuando hay clases porque a las niñas les dan comida en la escuela, un día sí y otro no, pero para ella es ganancia. Por lo general en su casa comen arepas con huevos o con mantequilla, cuando se consigue.

Wilmer Colmenares contó que hace maromas para conseguir la pasta. Cuando la tiene se la come aunque sea con mantequilla.

GENERACIÓN DE BAJA ESTATURA

La nutricionista Marbella Marcano lamentó que la población no tenga a su alcance los nutrientes necesarios para tener buena salud.

Recuerda que sobre todo en la población infantil es necesario consumir las proteínas suficientes que permitan la formación de músculos, tejidos y órganos.

Márquez resaltó que las principales fuentes de calcio son de origen animal, es decir, leche, queso y sus derivados, así como pescado. Si no se consumen en proporciones adecuadas, se corre el riesgo de que en el futuro, Venezuela tenga una generación de habitantes de baja estatura porque todo eso influye en el crecimiento.

En el caso de la tercera edad, las personas también deben tener a su disposición una buena cantidad de nutrientes, porque de lo contrario, además de perder masa muscular, si estos no se consumen, se incrementa la tasa de morbimortalidad en el anciano.

La experta en nutrición comentó que con la situación actual, en los grupos familiares cuando se llega a adquirir algún alimento rico en proteínas, los padres se los dan a los hijos, por el mismo espíritu de protección.

Apuntó que ciertamente, aunque es bastante caro, lo que está a disposición de las personas como fuente proteica, son los huevos, porque el queso tiene precios inaccesibles.

Sugiere recurrir a la mezcla de proteínas vegetales como granos y arroz, aunque también están escasos y nada económicos.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.