COMPARTE

¿Te imaginas una operación sin anestesia? Dolores intensos, gritos incesantes y traumas psicológicos serían sólo algunas de las consecuencias. Aquí te contamos cómo funciona este descubrimiento que revolucionó el mundo de la medicina.

¿De dónde salió la anestesia?

Primero ¿Qué es anestesia? Según el médico Oliver Wendell Holmes, es la insensibilidad inducida por los fármacos.

La anestesia fue un descubrimiento accidental, todo fue gracias al odontólogo Horace Wells en 1844. El doctor utilizaba oxido nitroso como un calmante después de analizar las obras de un químico llamado Gardner.

Gardner hacía shows en los que administraba al azar óxido nitroso a miembros de la audiencia, lo que hacía que perdieran el control de su cuerpo –algo parecido a los efectos del alcohol- pero lo más impresionante es que no sentían ningún tipo de dolor.

Desde ese momento, fueron muchos los médicos que experimentaron con distintos químicos con el propósito de que sus pacientes no sintieran dolor. Desde cloroformo hasta éter, cada uno fue evolucionando hasta encontrar el menos riesgoso y más efectivo. El más reciente se llama “desfluorano”.

¿Cómo funciona la anestesia?

La anestesia bloquea las señales nerviosas del cuerpo con el propósito de que la persona no sienta dolor. Puede ser local o general, aquí tienes las diferencias:

La anestesia local: su función es bloquear la transmisión de las señales nerviosas que van hacia el cerebro, inhibiendo la función del canal de sodio de las células. Buscan: “aislar” la zona específica.

La anestesia general: crea un estado de insensibilidad total. Busca inducir una pérdida de conciencia “controlada” en el paciente. Se dice controlada porque se mantienen intactas sus funciones vitales.

Existen muchos tipos de anestesia y no todos funcionan en todos los cuerpos, es por esto que muchas veces a la hora de una operación el anestesiólogo debe mezclar varios fármacos que creen el efecto deseado en el paciente sin alterar ninguna de las funciones vitales del cuerpo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.