COMPARTE


La escasez de productos ha dificultado la venta este año. (Foto Andrews Abreu)

Dayrí Blanco

Manuel Orellano pidió la cotización de costumbre. Cada diciembre lo hace. Pero la respuesta que recibió no fue la habitual. La empresa que le provee le preparó tres presupuestos. Todos distintos a lo solicitado. La escasez de ciertos rubros lo obligó a cambiar la tradicional cesta navideña que obsequia a sus empleados. Y los precios también cambiaron. Superan en 50% a los que pagó en 2013.

La creatividad es la norma en los establecimientos que ofrecen el producto. Se debe rebuscar entre el inventario, jugar con lo que se tenga en existencia. No hay frutos secos, ni licores importados. Los panetones tampoco llegan con regularidad. La variedad ya no existe. Hay pedidos hechos en el exterior de nueces y avellanas con más de dos años de atraso.

Y mientras se espera que esos despachos lleguen al país, sustituir un producto por otro es la tendencia en esta temporada. Si falla la distribución de turrón, se cambia por una caja de bombones. En lugar de una botella de licor importado, se ofrecen dos nacionales. Por los frutos secos se incorporan más caramelos, y por las galletas navideñas, bolsas de golosinas saladas Y cuando cae el inventario de panetone, se les da la oportunidad a fabricantes locales de torta negra.

Olivia Arreaza explicó que en el negocio que gerencia este año ha sido muy difícil cumplir con todos los clientes. Desde comienzos de noviembre está preparando las cestas con los productos que le llevan sus proveedores. “Pero hay clientes exigentes que se niegan a cambiar artículos”. Esto ha provocado una caída importante en las ventas. La tradición se mantiene, las empresas siguen haciendo sus pedidos, pero en menor cantidad.

Los elevados precios también han influido en el lento arranque de la temporada. Una cesta pequeña con tres botellas de licor nacional, caramelos, panetone, almendras, turrón y galletas se consigue en el mercado en cuatro mil 941 bolívares. Hace un año, la misma presentación no llegaba a los dos mil bolívares. Pero hay otras opciones. Hasta 16 mil 309 bolívares se debe pagar por una que además incluya alcaparras, aceitunas, melocotones en almíbar, una pieza de jamón planchado, bombones, maní, golosinas saladas y dos botellas de licor adicionales.

El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), ubicó el precio promedio del presente navideño en 14 mil 386,07 bolívares, 124% por encima de lo que costaba en 2013, cuando estaba en seis mil 411,13.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.