COMPARTE

Litzy Sanz Nava || lsanz@el-carabobeno.com

Ni electivas ni emergencias, porque a las sala de operaciones de los dos únicos centros hospitalarios
de la ciudad porteña sólo ingresan las madres por parto natural, denunciaron
pacientes que han sido devueltos desde las puertas de estos hospitales tras ser
notificados que la fecha de operación pautada fue postergada hasta nuevo aviso.

Entre las alternativas para solventar la afectación
ocasionada a los pacientes que acuden al Hospital Adolfo Prince Lara dependiente de Insalud Carabobo y al José
Molina Sierra de los Seguros Sociales; éstos 
son remitidos a la Ciudad 
Hospitalaria Enrique Tejera de Valencia. 
Con un poco de suerte son recibidos, pero la mayoría son devueltos a los
centros de salud de la jurisdicción, comentó Helena Gómez, hermana de una
paciente que por tercera ocasión intentó ingresar este sábado para una
operación de vesícula programa para el próximo lunes.

Una falla en la máquina de anestesia mantiene indisponible
el área de operaciones del Prince Lara que 
solo funciona para la supervisión médica 
de partos naturales. En el Hospital del Seguro Social las excusas dadas
a los pacientes y sus familiares son 
otras, plan de asepsia, la reparación de un equipo y hasta la
disponibilidad de personal de pabellón.

La rotación de un paciente hacia los hospitales de la
capital carabobeña o una clínica privada, no tiene distingos sociales ni
prejuicios. Desde la abuela matrona de una familia porteña así como un ama de
casa, hasta un supuesto delincuente herido en un enfrentamiento corren la misma
suerte por igual.

El 23 de diciembre de 2014 mediante boletín de prensa se
difundió que en el Prince Lara estaban activos siete quirófanos gracias a la
intervención del Ejecutivo estadal. El área ciertamente fue remodelada. Pero
las deficiencias insisten en limitar su uso.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.