COMPARTE


Un policía logró rescatar un bebé de entre los escombros en la zona de cuneros. (Foto EFE)

EFE

El jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, bajó a dos la cifra de fallecidos en la explosión de un camión de gas junto al hospital Materno Infantil, al corregir el saldo de siete muertos proporcionado anteriormente.

En conferencia de prensa, Mancera indicó que hay dos muertos, un menor de edad y una mujer, así como 66 personas lesionadas, de las cuales 22 están en condiciones de “gravedad”.

Por su parte, Adrián Rubalcava, jefe de la demarcación de Cuajimalpa, donde se encuentra el nosocomio, explicó que hubo “una confusión” porque “algunas personas que estaban inconscientes” se les reportó “en un principio como que habían perdido la vida”.

“La coordinación de Protección Civil ha constatado los datos” y son “dos personas las que perdieron la vida”, una menor de edad y una mujer de aproximadamente 40 años, declaró a Milenio Televisión.

Precisó que “hay varios centros de acopio con listas de lesionados y personas que pudieran estar desaparecidas”, las cuales se van “actualizando minuto a minuto”.

La explosión destruyó la mayor parte del hospital público, pero se registró en un horario en el que sólo había una veintena de trabajadores, indicó Rubalcava, lo que evitó que la tragedia cobrara mayores dimensiones.

Sin embargo, señaló que están “realizando aún labores de rescate y de búsqueda para poder identificar si hay más personas atrapadas”.

Un policía logró rescatar un bebé de entre los escombros en la zona de cuneros, una de las más afectadas por el fuerte estallido registrado poco después de las 7.00 hora local (13.00 GMT).

El alcalde capitalino señaló que alrededor de un millar de personas “trabajan en retirar los escombros” y en la búsqueda de sobrevivientes con la ayuda de caninos.

En las tareas de rescate participan varias instituciones federales, pero son “responsabilidad directa del Gobierno de la Ciudad de México”, apuntó tras destacar que en este momento la prioridad es atender a las víctimas.

Además, dijo que los tres operadores del camión cisterna, propiedad de una empresa que desde 2007 brinda servicio al Gobierno capitalino, están “en calidad de calidad de detenidos”.

Dos son atendidos en un hospital y el otro está bajo revisión médica, pero con “menor grado de urgencia”, precisó.

Sobre las causas de la explosión, dijo que se originó por una “importante fuga de la manguera de la pipa que estaba abasteciendo el hospital”, la cual en principio la intentaron controlar los propios operadores.

Al no lograrlo, “se dio aviso inmediato al cuerpo de bomberos”, pero cuando estos empiezan a realizar su trabajo “se suscitó esta fuerte explosión”, apuntó Mancera, quien añadió que las personas que estaban en el hospital ya habían comenzado a salir debido a la fuga.

En relación al fuego que todavía se registra en el camión cisterna, que estaba al 87 % de su capacidad, explicó que es “controlado” y el objetivo es extinguir todo el gas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.