COMPARTE


(Foto AFP)

AFP

Además de cumplir en la pista solventando sin complicaciones las tres primeras rondas de Roland Garros, Rafael Nadal también ha marcado los temas de la agenda informativa del torneo en la primera semana, como corresponde al ganador de nueve de las 10 últimas diez ediciones.

Prácticamente no hay rueda de prensa en Roland Garros en la que no se hable de Nadal. Los tenistas, después de analizar su partido, pasan a valorar cómo ven a Rafa, qué ha cambiado en su juego, o si encuentran alguna diferencia con las versiones más demoledoras del español.

Uno de los más expresivos fue el brasileño Gustavo Kuerten, de visita en Roland Garros para presentar sus memorias.

“Me pregunto dónde aparca Nadal su nave espacial, porque no viene de este mundo. Nunca pense que alguien pudiera ganar 9 Roland Garros”, respondió el ganador de tres.

 

– Polémica con Bernardes –

Pero más allá de la interminable lista de elogios que colecciona el español por parte de sus compañeros, Nadal también ha marcado los temas que han dado que hablar en esta primera semana de torneo, sin casi sorpresas en el terreno deportivo.

El mallorquín, serio pero cómodo ante el micrófono, no tiene problema en analizar al detalle los cambios en las bolas y en la tierra, el sonido de su golpeo, la diferencia en jugar en una pista u otra o la relevancia de la metereología.

Tampoco regatea cuando le preguntan por su agitada relación con el árbitro brasileño Carlos Bernardes, con el que ha tenido varias discusiones, la última en la pasada edición del Torneo de Rio.

“Sí, he pedido a la ATP que Bernardes no me arbitre más. No tengo nada contra él como persona y no creo que no sea bueno haciendo su trabajo, pero creo que para los dos es mejor no encontrarnos en la pista”, señaló Nadal en rueda de prensa, cumpliendo la amenaza que lanzó al árbitro en pleno partido.

La petición, por inusual y desconocida para muchos, levantó un pequeño terremoto en la capital parisina.

“Los jueces de silla son humanos y todos cometemos errores. En algunos partidos no estuve contento con algunos jueces, pero nunca pensé en pedir que no arbitrara mis partidos durante un tiempo. No es justo”, dijo Novak Djokovic.

“Es algo personal entre ellos. Si todos hacemos lo mismo sería complicado. Con algunos árbitros te llevas mejor que con otros, ellos mismos hay veces que no tienen su mejor día, igual que nosotros”, añadió Roger Federer.

Al también suizo Stan Wawrinka tampoco le gustó la petición de Nadal.

“Cuando un jugador hace una solicitud de este tipo, debe concederse solo si el árbitro ha cometido errores. Si es sólo porque no te gusta la persona, la solicitud no debe ser aceptada”, argumentó.

 

– Postura sobre la Copa Davis –

En la órbita española el gran tema fuera de las canchas es el rechazo de la mayoría de tenistas a la capitana de Copa Davis Gala León, desde su nombramiento hace 8 meses.

Aquí también Nadal asumió los galones de primera raqueta nacional y dejó clara su opinión.

“No hablo de Gala León, ni de la Federación Española de Tenis (RFET), ni de la Copa Davis porque ha llegado un momento en que se ha convertido en un show totalmente innecesario”, respondió al inicio de un largo parlamento de 8 minutos.

Y entonces echó la vista muy atrás para criticar a la federación: “Tenía 13 o 14 años y nos ofrecieron ir al CAR (Centro de Alto Rendimiento) a Tomeu Salva y a mí, que éramos campeones del mundo juntos. Él fue y le pagaron todo, yo me quedé y a mi no me pagaron casi nada”.

“Opté por ese camino”, añadió el ganador de 14 torneos del Grand Slam.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.