COMPARTE


La comitiva dio el pésame al padre del estudiante cuyos restos fueron identificados. (Foto EFE)

EFE

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en México no creen en la versión de la fiscalía de que los jóvenes fueron asesinados y sus restos incinerados en un basurero, por lo que planean acciones “más fuertes y contundentes” para exigir su aparición con vida.

Los padres llegaron este lunes en dos autobuses al poblado de El Pericón, municipio de Tecoanapa en el estado sureño de Guerrero, a dar el pésame a Ezequiel Mora Chora, padre de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 desaparecidos y cuyos restos fueron identificados mediante análisis genéticos por un laboratorio en Austria.

El titular de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), Jesús Murillo, confirmó el domingo que el ADN extraído de uno de los 17 restos óseos calcinados hallados en un vertedero de basura en el municipio guerrerense de Cocula corresponde a Alexander.

Murillo señaló que la “identificación positiva de ADN, unida al resto de la evidencia y las declaraciones ante el Ministerio Público de la Federación por parte de los inculpados, refuerza la reconstrucción histórica de lo acontecido en Cocula”.

De acuerdo con la PGR, los 43 estudiantes de una escuela rural para maestros fueron secuestrados por policías la noche del 26 de septiembre pasado en el municipio de Iguala y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, que los asesinaron y calcinaron sus restos en el vertedero de Cocula.

Pero los padres de los desaparecidos continúan sin creer esa versión. Durante la visita a Ezequiel Mora en su casa de El Pericón, el portavoz de los padres, Felipe de la Cruz, dijo que los restos de Alexander fueron “plantados” y que la PGR sabe de dónde provenían.

De la Cruz dijo que los padres seguirán su lucha para exigir la aparición con vida de los demás desaparecidos y advirtió que sus acciones serán “más fuertes y contundentes”, incluyendo el cierre de carreteras, y que no les importa que el Gobierno federal los desaloje porque “serán ellos (las autoridades) quienes inicien la violencia”.

A su vez, Ezequiel Mora, quien enviudó hace varios años, declaró que pese a la confirmación de la muerte de su hijo seguirá respaldando la lucha de los demás padres.

En su casa fue instalado un velatorio con fotos de Alexander, una camiseta amarilla de fútbol del joven y velas, a la espera de la llegada desde Austria de los restos del estudiante, al parecer un fragmento de hueso de menos de cinco centímetros y una muela.

Al lugar llegan pobladores a expresar sus condolencias a Ezequiel Mora, y han instalado una guardia de unas 100 personas a las afueras de la vivienda de adobe.

Los padres “seguirán impulsando la búsqueda de sus hijos porque para ellos las investigaciones que han presentado las autoridades de la Procuraduría General de la República han sido insuficientes y tienen inconsistencias”, dijo a Efe vía telefónica Abel Barrera, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

Barrera resaltó además que otra de las exigencias de los padres es que las autoridades sigan con las detenciones, ya que aún faltan por detener varias figuras clave, como el exsecretario de Seguridad de Iguala, Felipe Flores.

También demandan que se investigue la implicación de diferentes autoridades, ya que el caso “se quiere circunscribir al ámbito municipal” cuando “hay toda una red de complicidades dentro de las mismas estructuras de Gobierno que van más allá” de ese nivel.

Así, habría que investigar también en los niveles estatal y federal a personas como el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, y también al Ejército mexicano, para determinar su implicación en este caso.

“Es una telaraña de intereses políticos y delincuenciales que se han urdido y eso ha quedado invisibilizado”, apuntó.

En tanto, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que participa en la investigación, precisó en un comunicado que aunque corroboró los resultados del laboratorio austriaco que identificaron a Alexander, “no fue testigo del hallazgo del fragmento que culminó en esta identificación”.

“El EAAF fue convocado por la Procuraduría al lugar cuando ya se encontraba la bolsa de restos abierta y la muestra en cuestión ya se encontraba junto con otras sobre un área de limpieza”, indicó.

Este lunes continuaron las manifestaciones de protesta por la desaparición de los estudiantes. Cientos de maestros e integrantes de organizaciones sociales tomaron la sede del Instituto Nacional Electoral (INE) en Guerrero.

Los manifestantes cubrieron con carteles la fachada del INE en Chilpancingo, capital de Guerrero, y advirtieron que no permitirán el desarrollo en ese estado de las elecciones de junio de 2015, cuando se renovarán los 500 escaños de la Cámara de Diputados federal y los Gobiernos de nueve estados, y serán elegidos 1.532 funcionarios locales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.