COMPARTE


Rivera se encontraba en la cima de su carrera. (Foto Archivo)

AP

Los representantes de Jenni Rivera están tratando de resolver una demanda radicada por los familiares de quienes murieron con la Diva de la Banda en un accidente aéreo en diciembre de 2012.

Los abogados de las familias del abogado, estilista, maquillador y publicista Rivera y de uno de los pilotos muertos en el accidente reportaron las negociaciones en una audiencia el martes. Los abogados Steven Archer y Thomas Dempsey dijeron que estaban conversando con los abogados de Jenni Rivera Enterprises Inc. y una compañía que realizó mantenimiento al Learjet 25 que se estrelló en el norte de México tras caer de una altura superior a los 8.500 metros (más de 28.000 pies).

La jueza del Tribunal Superior Holly E. Kendig programó una audiencia para el 10 de diciembre para actualizarse sobre el asunto o fijar una fecha de juicio.

Anthony López, un abogado de la compañía de Rivera, confirmó que las partes estaban discutiendo un posible acuerdo. Los abogados declinaron proporcionar detalles sobre las conversaciones.

Rivera, de 43 años, se encontraba en la cima de su carrera cuando murió con otras seis personas en el accidente. Era quizás la más exitosa cantante del género grupero, un estilo regional mexicano dominado por los hombres; tenía su propio reality show y además había debutado como actriz de cine. Había vendido más de 15 millones de discos.

La propietaria del Learjet, Starwood Management Inc., no ha cumplido con los trámites judiciales los últimos siete meses y ya no tiene un abogado que maneje el caso. Kendig instruyó a los abogados de los demandantes a que busquen un fallo por no comparecencia contra Starwood, una compañía incorporada en Nevada.

El viudo de Rivera, el ex pitcher de los Dodgers de Los Angeles Esteban Loaiza, también demandó a Starwood por muerte por negligencia y buscará un fallo por no comparecencia en vista de que la compañía no ha respondido. Loiaza sostiene en su demanda que los pilotos que transportaron a Rivera y su séquito no tenían la debida licencia para volar y que el armazón del avión había sufrido daños en un accidente en el 2005.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.