COMPARTE


(Foto Archivo)

EFE

La Fiscalía de Venezuela acusó al propietario y presidente de la empresa de espectáculos Solid Show, Juan Carlos Araujo, así como al sargento de la policía militarizada Pablo Gil y al comerciante Juan González, por su presunta vinculación en el tráfico de 450 panelas (envoltorios) de cocaína.

En un comunicado del Ministerio Público (MP) difundido hoy se indica que Araujo y González fueron acusados “por la presunta comisión de los delitos de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas en la modalidad de financistas y asociación para delinquir”.

El sargento de la policía militarizada, por su parte, fue acusado de ser “cooperador inmediato en el tráfico de drogas con la agravante de ser un efectivo militar” y de asociación para delinquir.

En el documento presentado ante el tribunal que lleva el caso, la Fiscalía solicitó “la admisión de la acusación, el enjuiciamiento de los tres hombres y que se mantenga la medida privativa de libertad”.

Araujo y González se encuentran recluidos, desde su detención el 30 de marzo pasado, en la cárcel Rodeo II cercana a Caracas, mientras que el sargento Gil está preso en la sede del Comando Nacional Antidrogas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

La incautación del alijo de droga, de la que no se ha precisado la cantidad exacta, se realizó el 17 de marzo pasado en una aeronave que aterrizó en República Dominicana, proveniente del Aeropuerto Caracas, un terminal privado ubicado al oeste de la capital venezolana.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.