COMPARTE

Alfredo Fermín

Una democracia no puede existir sin comunicación social, porque unos de los recursos que le dan solidez son los medios impresos, radiales, audiovisuales y ahora las redes sociales. Por eso, si se reduce la posibilidad de comunicación, el Gobierno se convierte en una dictadura como la de Cuba, donde apenas hay un periódico, una radio y la televisora nacional, reflexionó monseñor Roberto Lückert, arzobispo de Coro. 

Ese es el modelo que quieren imponer, por lo cual los venezolanos deben protestar ante la intención de ponerlos de rodillas con la restricción del papel para imprimir periódicos, advirtió. Con esa finalidad fue creada la corporación Maneiro, que importa y vende papel a los medios oficiales. Para los que no tienen esa línea editorial no hay insumos ni dólares para que los compren. 

Monseñor Lückert recordó que en los gobiernos democráticos fue creada la empresa Venepal para producir pulpa de papel que surtiera de materia prima a los medios impresos. Con esa finalidad en Uverito, estado Monagas, fueron sembradas centenares de hectáreas con pino Caribe. Pero esa empresa fue una de las primeras que intervino el Gobierno, dejando abandonados los bosques que surtirían a la empresa nacional. 

El presidente Nicolás Maduro y su equipo hablan de que el país se encuentra en crisis  por una guerra económica. Eso es un eufemismo porque quien creó esta situación fue el gobierno del presidente Chávez, observó la autoridad eclesiástica. “El presidente eterno engañó cuando  dijo que llevaba al país llevaba al mar de la felicidad cubana, y la población está anclada sin comida, papel toilet, ni medicamentos. Y el decreto de emergencia económica aprobado por el Tribunal Supremo de Justicia, rechazado por la Asamblea Nacional, será aprovechado para expropiar las pocas empresas que quedan en el país, entre ellas la Polar, para que no tengamos harina Pan”. 

Para monseñor Roberto Lückert no es momento para quedarse de brazos cruzados, aun cuando la protesta ha sido criminalizada en el país. “Vamos a  organizarnos  para  protestar a través de todos los medios aprovechando que eso lo podemos hacer, porque en Cuba nadie puede hacerlo”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.