Actualmente está en proceso de beatificación. (Foto Archivo)

AVN

En nombre del pueblo de Trujillo, la joven Lucymar Rodríguez, solicitó a la Asamblea Nacional (AN) mediar ante El Vaticano por la pronta beatificación del Dr. José Gregorio Hernández.

Lucymar participó, junto a un grupo de niños y jóvenes, en la sesión que los diputados de la AN realizaron este martes en Isnotú, el poblado de Trujillo, en conmemoración a los 150 años de José Gregorio Hernández.

“Hoy, desde el hermoso pueblo de Isnotú, los jóvenes, niños y niñas acordamos solicitar ante la Asamblea Nacional la mediación de este ente legislativo ante El Vaticano y ante su Santidad el Papa Francisco para insistir en la pronta beatificación de nuestro médico de los pobres, nuestro santo venezolano, el Dr. José Gregorio Hernández”, expresó Rodríguez, al leer el documento de petición.

José Gregorio Hernández nació el 26 de octubre de 1864, en Isnotú, pueblo de los andes venezolanos. Actualmente, la beatificación de José Gregorio Hernández está en proceso, sin embargo posee el título de Venerable, declarado así por el Papa Juan Pablo II en enero de 1986.

“Si hay beatificaciones en las que solo ha bastado un milagro, entonces, si el Dr. José Gregorio ha hecho tantos ¿por qué se le pide uno más? Nos preguntamos los jóvenes y niños revolucionarios trujillanos”, agregó.

Entre los puntos del acuerdo aprobado por la AN para reconocer estos primeros 150 años, cuya copia será enviada a El Vaticano, se destaca el respaldo al Ejecutivo nacional en todas las gestiones que se vienen realizando ante el papa Francisco a proceder a la pronta beatificación del Dr. José Gregorio Hernández.

Al respecto, el padre Jesús Emiro Suárez, párroco de Isnotú y orador de orden de la sesión de AN, abogó por la beatificación del santo del pueblo.

Suárez destacó que el pueblo de Isnotú es prueba fiel de los milagros del doctor Hernández. “Isnotú está inundada de testimonios, de favores recibidos, de alabanzas y súplicas”, resaltó.

Igualmente, propuso al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, la conformación de una comisión parlamentaria que desarrolle el proyecto dedicado a convertir a Isnotú, tierra del doctor José Gregorio Hernández, como un lugar de encuentro espiritual.

El presidente del parlamento, Diosdado Cabello, al iniciar la sesión, subrayó que para toda Venezuela el médico fallecido en 1919 es “santo desde hace muchísimos años”, como lo demuestran los innumerables milagros que ha practicado y la veneración que ha generado en el país.

Por su parte, el gobernador del estado Trujillo, Henry Rangel Silva, destacó este martes la vocación humanista del santo del pueblo venezolano, José Gregorio Hernández.

“Trascendió por su espíritu humanista, por su inmensa vocación, por su extraordinaria caridad hacia los mas necesitados”, destacó.

José Gregorio Hernández, médico, científico y religioso, nacido en Isnotú el 26 de octubre de 1864, es hoy día reconocido, no sólo en Venezuela sino en varias partes del mundo, por su bondad y solidaridad con los más necesitados, principalmente enfermos, demostrada en sus años de vida.

Murió trágicamente al golpearse la cabeza luego de ser impactado por un vehículo el 29 de junio de 1919 y sus restos reposan en la iglesia de La Candelaria, en Caracas.

Actualmente está en proceso de beatificación, sin embargo posee el título de Venerable. Más allá de los trámites administrativos, es indudable que José Gregorio Hernández representa una de las más genuinas tradiciones populares de la religiosidad del venezolano.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.