(Foto archivo /EFE)

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, ofreció hoy una mayor cooperación a los países de América Latina y el Caribe frente a lo que calificó de “creciente” flujo de refugiados en la región.

Grandi inauguró en Brasilia un encuentro regional sobre un drama que se propaga en el mundo y que en América Latina y el Caribe tiene desde hace años una mayor expresión en los casos de Centroamérica y Colombia, a los que se ha sumado ahora el éxodo de venezolanos que huyen de la crisis en que se ha sumergido ese país.

El titular del ACNUR no citó ninguna situación específica, pero sí dijo que en América Latina, así como en otras regiones del mundo, todos los días miles de personas, mujeres, hombres, niños, toman la decisión más difícil de sus vidas, salen de sus casas y dejan atrás sus países, debido a conflictos de diversas naturalezas.

Grandi valoró la forma en que los países de América Latina y el Caribe han enfrentado y enfrentan esas situaciones, subrayó que ACNUR responde a sus solicitudes y ofreció una cooperación aún más estrecha frente a un creciente flujo de refugiados que, aunque no identificó, representa un gran desafío.

En la inauguración de la conferencia, que servirá para preparar la aportación regional para el Pacto Global sobre Refugiados que se debate en el ámbito de las Naciones Unidas, participó también el canciller brasileño, Aloysio Nunes, quien se refirió a la “crisis humanitaria” en Venezuela y a su repercusión regional y en Brasil.

Según ACNUR, unos 133.000 venezolanos han solicitado refugio en otros países entre 2014 y 2017 y a ellos se agregan otros 363.000 que se han acogido a otras alternativas legales, que son ofrecidas especialmente por países latinoamericanos.

Unos 40.000 han llegado al estado brasileño de Roraima, uno de los más pobres del país y fronterizo con Venezuela, que según dijo Nunes no le cerró ni le cerrará las puertas a los venezolanos aún cuando no está en condiciones financieras de atender esa crisis.

El ministro explicó que el Gobierno federal ha ofrecido auxilio a Roraima y que también promueve planes para acoger a los inmigrantes venezolanos y facilitar tanto su documentación como su acceso a los servicios de atención públicos y al mercado de trabajo, tanto en ese estado fronterizo como en otras regiones del país.

Hablar del drama de los refugiados es hablar de conflictos, de dictaduras, de destrucción de modos de vida, pero también es hablar de solidaridad, humanidad y respeto y eso es lo que los refugiados encuentran en Brasil, declaró el canciller.

Según Nunes, esas buenas prácticas en materia humanitaria, son una de las mayores contribuciones de América Latina y el Caribe al debate internacional sobre esa materia y deberán formar parte del Pacto Global sobre Refugiados, que ACNUR se propone llevar a la Asamblea General de la ONU este mismo año.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.