enfermeros

El drama se impone en los hospitales del país. El déficit de personal sanitario es cada vez mayor y los pacientes no reciben la atención debida, aún con síntomas de COVID-19.

Los números son dramáticos. En 2011 había un registro de 100 mil enfermeros en Venezuela y la cifra actual es de 55 mil, lo que quiere decir que en menos de 10 años se ha perdido a casi la mitad de estos profesionales y los resultados se reflejan en la falta de personal en áreas vitales en las que ni siquiera hay quien administre los tratamientos a los enfermos.

Así lo alertó el presidente del Colegio de Enfermería de Carabobo, Julio García, para quien la minoría que aún asiste a sus puestos de trabajo lo hace solo por verdadera vocación, porque no tienen ninguna motivación para seguir cumpliendo con sus labores.

Solo en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET) de Valencia, hace más de 10 años había mil 700 enfermeros, actualmente la nómina no llega a 900, mientras que en el Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde había 700 y en estos momentos solo hay 370.

Todo un drama tomando en cuenta el crecimiento poblacional y el deprimido poder adquisitivo que ha obligado a la mayoría de los carabobeños a migrar de la salud privada a la pública.

Desprofesionalización de la enfermería

La cantidad de cargos vacantes es impresionante. “Nadie quiere ser contratado en el sistema público porque ganan muy mal y no hay posibilidades de crecer profesionalmente porque los ascensos fueron eliminados por la administración nacional”.

Este es un problema claro que quedó evidenciado en el más reciente informe del Observatorio Venezolano de Libertad Sindical. La meritocracia fue destruida por la política gubernamental y ya es imposible hacer carrera profesional en la enfermería.

“En 1996 teníamos reglamentos de concurso que fueron modificados en el 2000, pero aún así podíamos hacer carrera, estábamos pendientes de la puntuación de los cursos, talleres, de pasar de técnico superior universitario (TSU) a licenciado, porque todo eso sumaba en nuestro crecimiento profesional”.

Antes existían 15 niveles de ascenso para los enfermeros, y desde 2008 solo hay cuatro, con lo que las posibilidades de subir escalafones en los cargos quedaron eliminadas.

Los enfermeros dejan la vida en su trabajo

Para la especialista en derecho laboral Jacqueline Richter, el empleador debe poner el capital y el empleado sus conocimientos. En el caso de la salud en Venezuela, el gobierno pone los hospitales y los enfermeros dejan su piel y hasta la vida por cumplir con sus labores.

Durante la presentación del segundo boletín del Observatorio Venezolano de Libertad Sindical (OVLIS), titulado “Impacto de la política gubernamental de desprofesionalización de los trabajadores del sector salud en Venezuela”, la también profesora universitaria detalló que el estado destruyó la profesionalización.

“A partir de los años 80 se logró que los trabajadores del sector público ingresaran a sus puestos de trabajo a través de concursos y nombramientos, mientras que los obreros tenían un tabulador de cargos especiales  y había una escalera para ir ascendiendo. Ese proceso fue ratificado en los 90 y cuando alguien tenía ya seis meses en el puesto de trabajo ese ya era empleado público. Todo eso fue desapareciendo con el chavismo”.

Esto ha provocado que más mil médicos venezolanos se hayan ido del país en un proceso migratorio que se dio ante las precarias condiciones del sector salud. “Una enfermera podía ser jefa del departamento con sus años de servicio, un residente podía llegar a ser director del hospital. Eso ya no se puede”.

García coincidió. Recordó que lo ideal era hacer carrera por 25 años hasta la jubilación, y ese periodo ir ascendiendo y escalando posiciones. “Pero ahora todo es por amiguismo, nepotismo y afinidad política, no hay meritocracia, los ingresos se dan a través de sistemas aberrados y anárquicos”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.