Obama y Merkel. (EFE)
COMPARTE

El multitudinario Congreso de la Iglesia Evangélica celebra hoy en Berlín su día grande con el expresidente estadounidense Barack Obama, como estrella invitada al lado de la canciller Angela Merkel y entre fuertes medidas de seguridad, reforzadas tras el atentado en la ciudad británica de Manchester.

El congreso, en versión ampliada a cinco días debido a la celebración del quinto centenario de la Reforma luterana, acoge hoy un debate frente a la emblemática Puerta de Brandeburgo con Obama y Merkel que se espera que congregue a unas 80.000 personas en una jornada festiva en Alemania.

El responsable de Interior del estado federado de Berlín, Andreas Geisel, aseguró en declaraciones a la radio pública regional “RBB” que el nivel de alerta en la capital es, como “desde hace años, de un “alto peligro abstracto”.

Las fuerzas de seguridad han desplegado en la capital a más de 2.000 agentes, han colocado barreras de hormigón alrededor de las áreas donde se van a concentrar más personas e instalado controles de seguridad en muchos accesos.

El objetivo es evitar que, como sucedió el pasado diciembre en Berlín, un terrorista trate de embestir con un camión contra la multitud, o logre entrar en alguno de los actos del congreso con una mochila con explosivos.

El Congreso de la Iglesia Evangélica, bajo el lema “Me miras”, prevé unos 2.500 actos entre hoy y el domingo, principalmente en Berlín, aunque también en otras ciudades como Wittenberg -la localidad en la que Lutero colgó sus famosas 95 tesis-, a los que se estima que acudirán unas 140.000 personas.

Entre esos actos hay previstas misas, pero también conferencias, conciertos exposiciones y debates con políticos, como en el que van a participar Merkel y Obama, y al que podrían acudir hasta 80.000 espectadores, según la organización.

La intervención de Merkel y Obama, el primer gran acto en Europa del estadounidense desde que dejó el cargo, se centrará en la necesidad de asumir responsabilidades, en casa y en el mundo, en una “democracia comprometida”.

Obama regresa así la ciudad en la que cerró su última gira europea como presidente estadounidense el pasado noviembre, días después de la victoria de Donald Trump frente a Hillary Clinton.

Tras este acto, Merkel viajará a Bruselas para participar en la cumbre de líderes la OTAN, donde coincidirá con Trump y posteriormente a la cumbre del G7 en Taormina (Italia), donde también estará el presidente de EE.UU., a quien ya visitó en Washington el pasado marzo. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.