Morgue de Bello Monte
COMPARTE

En medio de una crisis de locura, un hombre destrozó con una mandarria todos los enseres de su casa, incluyendo la cerámica, mató a su madre y luego se suicidó. El hecho se registró entre 6:00 y 7:00 a.m. del jueves, en el tercer piso de la casa Nº 4, en el cruce de las avenidas Fermín Toro y Cecilio Acosta, en San Bernardino en Caracas.

Los cuerpos de Willy Fernando Molina Pérez, de aproximadamente 40 años, y su madre Gladys Esther Pérez de Molina, fueron levantados por las autoridades y llevados a la morgue de Bello Monte.

Los vecinos dijeron que Molina aparentaba llevar una vida normal, se le veía salir y llegar de su trabajo, en una vieja moto o en su carro. También llevaba o traía del colegio a sus dos hijos, de 11 y 6 años. Pero tenía un aspecto enrarecido, poco amigable. Años atrás vivió en el barrio Los Lanos, detrás de la avenida Fermín Toro, y llevaba cuatro meses residenciado en la casa que compró y reconstruyó.

El jueves, aproximadamente a la 1:00 a.m., estalló un problema en el inmueble. El hombre estaba tan agresivo que su esposa Angie salió a buscar a la policía. Willy cerró la puerta para que nadie entrara, pero los funcionarios lograron persuadirlo hasta que ingresaron, conversaron con él durante una hora y lograron sacar a Angie con los dos pequeños, para que fuera a refugiarse en casa de una hermana.

Pero la madre, que vivía en Bailadores, estado Mérida, y estaba en Caracas haciéndose tratamiento de quimioterapia, se negó a dejar solo al hijo y se quedó en la casa.

Aproximadamente a las 3:00 a.m. el hombre volvió a entrar en crisis, gritaba incoherencias, con una mandarria rompió televisores, nevera, cocina, muebles, hasta las piezas de cerámicas y las paredes.

Un vecino comentó que en dos horas destrozó todo lo que le costó tanto tiempo construir. Había comprado la platabanda de esa casa y en menos de un año levantó tres pisos.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.