COMPARTE

“Veo una ciudad hermosa y un pueblo brillante saliendo del abismo,y, en su lucha por ser libre, en sus triunfos y derrotas, este es el parto natural, poco a poco, haciendo la reparación por nosotros mismos”, expresó  el acalde Miguel Cochiola en el acto inaugural de la monumental escultura Horizonte Paisaje Agustiniano del famoso artista colombiano Edgar Negret Dueñas.

La inauguración de esta polémica obra tuvo lugar este jueves en la tarde, en el cruce de las avenidas Carlos Sanda y Anfres  Elloy Blanco, en un elegante acto con la presencia de personalidades de la ciudad y sectores populares.

La obra cuenta con opositores que consideran que lo que se invirtió en su instalación se han podido resolver otros problemas de la ciudad pero no se toma en cuenta que es una estupenda pieza del arte contemporáneo, adquirida por el alcalde “Paco” Cabrera, que estaba a punto de perderse en un galpón.

Ahora la escultura destaca como una rosa de los vientos que certifica que Valencia es la ciudad cultural de Venezuela a la que se agrega esta obra imponente colocada sobre un piso de mármol negro y rodeada jardines como un pequeño parque que llevará el nombre del difunto alcalde Francisco “Paco” Cabrera, de acuerdo al anuncio del alcalde.

El conjunto escultórico, elaborado en hierro mide 17,5 de largo por 11 metros de altura, tiene un peso de 62 toneladas y se encuentra anclada sobre una losa de concreto armado de treinta centímetros de espesor, con siete metros de profundidad que están revestidos con granito negro.

Los derechos de la obra fueron adquiridos en 2002 por el alcalde Francisco “Paco” Cabrera, pero fue abandonada en un galpón hasta que en 2014, cuando el actual alcalde Miguel Cocchiola dio órdenes de rescatarla a pesar del criterio políticos.

Horizonte Paisaje Agustiniano representa cinco flores con sus tallos, bajo un concepto de simetría y continuidad rítmica, pues dependiendo del ángulo en que se mire ofrece sensación de movimiento. Esta obra es un monumento megalítico moderno insertado en el paisaje urbano lleno de metales y tuercas, y está inspirada en uno de los grandes temas del artista como lo es la herencia ancestral, en este caso referida a la cultura precolombina de San Agustín, una antigua civilización ubicada en la zona del Alto Magdalena en Colombia.

Edgar Negret nació en 1920 y falleció en Bogotá 2012. Su brillante carrera le permitió una ruta exitosa que lo llevó a residir en Nueva York y París, visitó a Valencia, acompañado del alcalde “Paco” Cabrera. Cuando observó la antígua maquinaria en que se editaba El Carabobeño afirmó que éstas son obras de arte como si hubiesen sido creadas por él.

Su estilo original y técnico lo configuraron como uno de los grandes artistas de Latinoamérica, pues introdujo la escultura abstraccionista y geométrica a mediados del siglo XX. En una trayectoria internacional que incluyó muchos premios, exposiciones e instalaciones urbanas. En 1962, expuso sus grandiosas obras “Eclipses”, en Espoleto-Italia junto con a los venezolanos Jesús Soto y Alejandro Otero.

El acto inaugural contó con representantes del los cuerpos consulares: Ricardo Lozada,embajador de de Colombia,en Venezuela:; Hervé Coignard , Cónsul de Francia en Valencia, Arne Roostna, Cónsul de Estonia en Valencia, Dulcelina Rodríguez de Cabrera e hijos, María Teresa Novoa, María Luisa de Maldonado, ex rectora de la Universidad de Carobobo; Ulises Rojas, vicerrecttor de dicha institución, Elis Mercado presidente del Ateneo de Valencia y el padre De Freitas, quien bendijo la majestuosa escultura.

Después de unas palabras pronunciadas por el embajador Lozano en las que destacó la hermandad de Colombia representada por Horizonte Paisaje Agustiniano habló el alcalde Cocchiola quien afirmó  que hoy estamos demostrando que es posible hacer cosas hermosas, como lo es este paseo cultural que lleva el nombre de nuestro querido amigo Francisco “Paco” Cabrera.

“La historia de esta magna obra es insólita. Nosotros la encontramos abandonada, destruida en un galpón. Fue allí, donde nos propusimos, más allá de cualquier consideración o debate, rescatarla e instalarla para todos los valencianos. Y lo hicimos pensando en el futuro, para que cuando Valencia arribe a sus 500 años de fundada, sea reconocida, ya no solo como capital industrial, sino también como la capital cultural de Venezuela.”

El alcalde exhortó a tener sentido histórico, fortalecer nuestro gentilicio. Que este grupo de prestigiosos ciudadanos que hoy nos acompañan, sean guardianes celosos de esta visión. Compartamos este sueño que nos inspira.

¡Hacer ciudad y rescatar nuestros espacios públicos será responsabilidad de todos!. Ciudad es la suma de sus detalles, de lo tangible y de lo intangible, el valor agregado muchas veces está en una puesta de sol enmarcada en una callecita tradicional que se hace postal para el recuerdo, en un niño parado frente a una hermosa obra de arte rodeada de jardines mirándose en ella como el futuro artista que desea ser, o una pareja de abuelitos agarrados de la mano experimentando su urbe y compartiendo memorias de siempre”.

Para Cochiola la cultura siempre será importante en el progreso de las ciudades, es básica para crear identidad y sentido de pertenencia. Un ejemplo de esto es la ciudad de Medellín, de nuestra hermana República de Colombia, donde la cultura fue el eje transversal para lograr una mayor calidad de vida en sus ciudadanos.

Confesó el alcalde que le han tocado tiempos difíciles en su  gestión: la escasez de recursos ha sido una constante, pero aquí estamos, no nos rendimos ni nos vamos a dar por vencidos, y, no lo haremos porque tenemos un sueño que nos inspira, que nos motiva y que nos obliga a alcanzar el triunfo.

Hubo tiempos en los que la ciudad contó con un presupuesto de 173 millones de dólares por año, el presupuesto promedio actual ha sido tan sólo de 9 millones de dólares anuales, pero los problemas y las necesidades se han multiplicado. En nuestro caso, solo la eficiencia gerencial y las ganas de tener una mejor ciudad es lo que se ha multiplicado.

El acto fue muy lucido con la participación de dos orquestas juveniles que interpretaron música venezolana y piezas populares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.