Cada vez, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica aumenta su incidencia en jóvenes, cuando era una patología más presente en la cuarta década de la vida, convirtiéndose en la cuarta causa de mortalidad a escala mundial. Y el promedio de edad tiende a bajar, por el aumento exacerbado del hábito tabáquico, uno de los factores de riesgo más determinante en la aparición de esta patología respiratoria, que debido a su cronicidad tiende a disminuir la calidad de vida del paciente.

El perfil de estos pacientes, se traduce a jóvenes entre los 30 años de edad, más prevalente en hombres, aunque las mujeres tienden a igualarse en las estadísticas, que en nuestro país abarca al 12 por ciento de la población, detalló el doctor Francisco Ojeda, médico neumonólogo e internista, durante una entrevista en el programa Por Tu Salud, que se transmite por El Carabobeño Radio, de lunes a viernes de 11:30 a 12:30pm.

De acuerdo con el especialista, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica es una enfermedad progresiva que causa dificultad para respirar. La palabra “progresiva” indica que la enfermedad empeora con el tiempo.

La EPOC puede causar tos (en inglés) con producción de grandes cantidades de una sustancia pegajosa llamada mucosidad, sibilancias, falta de aliento, presión en el pecho y otros síntomas.

Y la principal causa de la EPOC es el hábito de fumar cigarrillos. La mayoría de las personas que sufren EPOC fuman o solían fumar. Sin embargo, hasta el 25 por ciento de las personas con EPOC nunca fumaron. La exposición a largo plazo a otros irritantes de los pulmones —como el aire contaminado, los vapores químicos o el polvo— también puede contribuir a la EPOC.

Una alteración genética infrecuente llamada deficiencia de alfa-1-antitripsina (AAT) (en inglés) también puede causar la enfermedad, enzima que puede impedir la degradación del pulmón.

Por cierto, el doctor Ojeda explicó que hay casos, como en la etapa avanzada de la patología, que se podrá recurrir al trasplante del pulmón. “Algo muy común en países desarrollo pero que en Venezuela no se cuenta con el insumo ni material para realizar este tipo de procedimientos quirúrgicos, ni para que los pacientes reciban las terapias farmacológicas.

Situación por la que Venezuela se encuentra rezagada en materia de tratamiento para abordar esta patología, que además tiende a generar otras complicaciones de salud como la diabetes, problemas cardiovasculares, hipertensión cerebral, entre otras afecciones que desmejoran la evolución de la enfermedad de base.

Además de tabaco, también en la aparición de esta patología interfiere el hecho de cocinar a leña. Otro factor es la zona geográfica, a mayor altura de la densidad territorial más riesgo de padecerla.

Pero, el factor más predisponente es el tabaco. Se estima es presente siete veces más en fumadores. Aunque los fumadores secundarios no están exentos de adquirirla.

Para entender la EPOC es bueno entender cómo funcionan los pulmones (en inglés). El aire que usted respira baja por la tráquea a unos tubos que van hacia los pulmones, llamados tubos bronquiales o vías respiratorias.

Dentro de los pulmones, los tubos bronquiales se ramifican muchas veces en miles de tubos más pequeños y delgados llamados bronquíolos. Estos tubos terminan en racimos de diminutos sacos de aire redondeados llamados alvéolos.

Por las paredes de los alvéolos pasan unos vasos sanguíneos pequeños llamados capilares. Cuando el aire llega a los alvéolos, el oxígeno pasa por las paredes de los alvéolos a la sangre de los capilares. Al mismo tiempo, un producto de desecho llamado dióxido de carbono (CO2) pasa de los capilares a los alvéolos. Este proceso, llamado intercambio gaseoso, trae oxígeno al cuerpo para las funciones vitales y elimina el CO2.

Las vías respiratorias y los alvéolos son elásticos. Cuando usted inhala o toma aire, cada alvéolo se llena de aire como si fuera un globo diminuto. Cuando exhala o deja salir el aire, los alvéolos se desinflan y el aire sale.

Pero, en este caso, los bronquios y los alvéolos pierden su elasticidad.

Entre las recomendaciones del especialista, está evitar el tabaquismo. Se tiene estimado que una persona que adquiera este hábito a lo largo de los 10 años puede adquirir esta patología. Además, la sobrevida del paciente se aminora con la progresión de la enfermedad, teniéndose que recurrir en caso de la severidad al trasplante del pulmón, lo cual tampoco aclaró el especialista curará la enfermedad.

El informe del Estudio Platino señala además que la EPOC es con frecuencia subdiagnosticada (89%), diagnosticada de forma incorrecta (63%) y subtratada, ya que solo una cuarta parte de los enfermos reciben tratamiento.

Otras de las recomendaciones dadas es tomar suplementos vitamínicos, una dieta balanceada y ejercicios. Y aunque no existe cura para la EPOC y los médicos no saben cómo revertir el daño en los pulmones. Sin embargo, los tratamientos y los cambios en el estilo de vida pueden ayudarle a que se sienta mejor, permanezca más activo y retrase la progresión de la enfermedad.

Más detalles de la entrevista completa por nuestra página web www.el-carabobeno.com y por nuestro canal youtube, colocando Por Tu Salud, conducido por Ana Isabel Laguna.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.