El Helicoide (Foto referencial).
COMPARTE

Era sábado. Marco Rada Ríos se trasladaba junto a su esposa hacia Colombia, cuando descubrió que tenía una orden de captura por tuitear contra el Gobierno nacional. Ya acumula 395 días detenido en el Helicoide.

Ese día, en la frontera, donde procedió a registrar su salida del país, recibió la noticia. “Lo acusaron de terrorismo, pero él nunca escribió esas cosas. Había vendido un dominio web tiempo atrás” señaló su pareja, Karina Ocanto.

Rada Ríos era solicitado por un tribunal merideño por supuestamente cometer delitos que incentivaban al odio y eran dirigidos desde el extranjero. Fue trasladado al Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Caracas, pese a que su causa era llevada en la entidad andina, indicó Ocanto.

LIBERTAD PLENA 

La fiscalía pidió a la juez de control N°1 de la circunscripción Judicial Penal del estado Mérida,  Sobeyda Mejías, que se le otorgara libertad plena al acusado por carecer de pruebas suficientes para condenarlo.

Pese a la solicitud, Mejías señaló que no podía concederle la libertad por órdenes superiores. A cambio de eso, le dictó libertad bajo fianza. Sus familiares hicieron todo el proceso y se emitió la boleta de excarcelación, pero nunca lo soltaron. “Él tenía que presentarse en Mérida pero como seguía en el Helicoide, no pudo asistir a su última audiencia por lo que la juez le revocó la medida”.

En carta abierta, Marco Rada explicó que desde hace más de un año se le han violado sus derechos, al mantenerlo ilegalmente privado de libertad. Ha sufrido daño físico, psicológico y patrimonial que ha denunciado en múltiples oportunidades a los organismos competentes, sin respuesta.

Tanto él como sus dos hijos y esposa atraviesan una situación que jamás pensaron vivir, por el solo hecho de vender un dominio a un tuitero que, aún, publica contenido en contra del gobierno de Nicolás Maduro Moros, indicó su mujer.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.