(Foto referencial)
COMPARTE

La portavoz en Perú de la alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Paulina Facchin, denunció penalmente al embajador de Venezuela en Perú, Diego Molero, por los seguimientos que, asegura, sufre periódicamente en Lima, donde reside hace seis años.

La denuncia fue presentada hoy al fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, e incluye también a otros representantes de la embajada venezolana, como el primer secretario, Nicolás Picado, y el ministro consejero, Reinaldo Segovia.

Facchin explicó que la Fiscalía decidirá en su investigación si los representantes diplomáticos de Venezuela en Perú son responsables de las personas que fotografían su vivienda y su automóvil.

La opositora aseguró que la prueba de que el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, la mantiene vigilada es la revelación de la ubicación de su domicilio y de la matrícula de su automóvil en el programa televisivo del diputado oficialista Diosdado Cabello.

Cabello difundió esos datos al leer un informe atribuido a un supuesto agente de inteligencia apodado “patriota Pisco”, que narra los pasos del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Freddy Guevara, durante su reciente visita a Lima.

El exdiputado venezolano y también portavoz de la MUD en Perú Óscar Pérez afirmó a Efe que él también ha sido víctima de múltiples llamadas y filmaciones, tanto en espacios públicos como en restaurantes.

“No logro identificar quiénes son. Cuando trato de abordarlos para consultarles por qué me están filmando, emprenden la huida de manera rauda”, dijo Pérez.

El opositor venezolano señaló que ha llegado incluso hasta acostumbrarse a ese tipo de seguimientos, a pesar de que en anteriores ocasiones también han accedido sin permiso a su cuenta de correo electrónico y han publicado las conversaciones con otros miembros de la oposición.

Pérez sospecha que estas acciones proceden de la embajada, porque consideró que “para nada es un secreto que se ha convertido en una suerte de anexo de oficina del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en lugar de representar los intereses del país y servir de punto de encuentro para los venezolanos en Perú”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú expresó hoy su protesta, malestar y rechazo por el seguimiento realizado a Guevara y señaló que “dicha conducta resulta inaceptable en un sistema democrático que respeta el Estado de Derecho y atenta contra normas internacionales que regulan la libertad de desplazamiento”.

El exministro y actual congresista del Partido Aprista Peruano (PAP) Jorge del Castillo afirmó hoy que esas acciones constituyen “una infiltración inaceptable de la inteligencia venezolana en Perú, que pone en riesgo a los opositores venezolanos” que residen en este país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.