Las vacaciones de final de año y navidad representan una de las temporadas más divertidas para pasarla bien en familia y con amigos.

Son fechas en las que se hacen planes para compartir comidas, bebidas y viajes. De allí la importancia de ser doblemente precavidos para evitar accidentes y excesos que suelen suceder por simples descuidos, ignorancia o confianza extrema.

En la preparación de las celebraciones decembrina, es prudente seguir algunas indicaciones que deben tomarse en cuenta a la hora de viajar o simplemente “montar la Navidad”, especialmente si involucra a niños.

La posibilidad de ocurrir incendios en viviendas durante el periodo navideño es alta, esto debido a ciertas inobservancias por parte de quienes manipulan artefactos eléctricos propios de esta fecha y/o artificios pirotécnicos, recomienda Jacobo Vidarte Donaire, vicepresidente del Sistema Integrado de Protección Civil y Bomberos del estado Carabobo.

Algunas sugerencias en casa

  • Al comprar luces eléctricas, adornos o incluso extensiones, recuerde que en algunos casos podremos conseguir artículos de muy mala calidad que pueden representar una alta posibilidad de presentar fallas. Los artículos certificados o reconocidos son seguros.
  • Esté muy pendiente sobre la capacidad de los enchufes de su hogar u oficina, no conecte múltiples equipos en un solo enchufe sin la debida asesoría de un electricista.
  • Evite mantener instalaciones de luces cercanas a combustibles o químicos en general, mantenga la zona sin papeles, plásticos, cortinas, etcétera.
  • Recuerde que un nacimiento es un sitio ideal para originar fuego y posterior incendio sino toma las medidas de seguridad apropiadas.
  • Mantenga siempre un extintor en su casa u oficina, todas las personas deben conocer su función, ubicación y uso.
  • En caso de salir por largo tiempo, evite dejar encendidas las luces de sus instalaciones.
  • Recuerde que la venta, manipulación y traslado de los artificios pirotécnicos están regulado, conozca estas regulaciones y dele fiel cumplimiento.

Consejos generales

  • Comportarse con mesura: los niños aprenden lo que ven. Embriagarse no es buen ejemplo para ellos.
  • No comprar licores en ventas ambulantes. Hacerlo en lugares y establecimientos reconocidos y certificados, como hipermercados, tiendas de cadena o tiendas especializadas.
  • Revisar la autenticidad de los registros de marca. Los sellos deben estar completos.
  • En los sitios de rumba, pedir que lleven a la mesa el licor en botella y no servido en vasos. Revisar que sellos y tapas se encuentren en buen estado.
  • Tener cuidado con las bebidas alcohólicas baratas. El precio es un indicador de calidad.
  • No beber frente a los niños, pues van a pensar que es una bebida similar a otras y que también la pueden consumir.
  • No permitir que los niños o adultos usen pólvora. Solo personas expertas.
  • Explicarles qué son las bebidas alcohólicas y los riesgos que su consumo acarrea para la salud.
  • No dejar bebidas alcohólicas, cigarrillos y fósforos al alcance de los pequeños, mucho menos ofrecérselo.

En cuanto a los alimentos

  • Especialidades navideñas: no preparar con mucha anticipación la cena navideña.
  • Refrigerar carnes y ensaladas, especialmente las que contienen mayonesa y crema de leche.
  • La temperatura para conservar alimentos fríos, como carnes y lácteos, no debe superar los cuatro grados centígrados en refrigeración. Las comidas calientes, a más de 60 grados centígrados.
  • No comprar carnes como pavos, pollos, derivados cárnicos y demás alimentos en la calle. Hacerlo en sitios seguros y limpios.
  • Las carnes deben lucir frescas, oler bien y tener buen aspecto. Las autoridades han encontrado en los últimos meses carnes crudas descompuestas (que no se lograron vender en el mercado) con bisulfito de sodio, químico que utilizan para darles coloración y buena apariencia, nuevamente congeladas y a disposición de los usuarios. Se utiliza especialmente en pollo y carne molida.
  • En lo posible, no comprar congelado para que se pueda percibir el aroma de la carne.
  • Observar fechas de vencimiento: estas deben ser visibles e indelebles y la tinta no debe correrse. No comprar productos vencidos.
  • Cuidado con ciertas promociones de productos. A veces, lo barato sale caro. Al adquirir el alimento, pedir factura de compra.
  • Los dulces: no deben tener incentivos promocionales.
  • No romper la cadena de frío de los alimentos perecederos (cárnicos, lácteos). Su periodo de vida se acorta y toman un mal aspecto y sabor.
  • Lavarse muy bien las manos al preparar y antes de consumir los alimentos.
  • No consumir alimentos que tengan mal olor o su aspecto no sea agradable.
  • Seguir horarios de alimentos aun estando en vacaciones.
  • Rotar los alimentos en el momento de ser almacenados. Primero que entra, primero que sale. Así se evita que expire o caduque la fecha de vencimiento.
  • No obligar a los niños a consumir alimentos que a ellos no les apetezcan, tampoco los que les parezcan extraños o poco atractivos.
  • No consumir grandes cantidades de alimentos porque pueden producir malestar estomacal, náuseas, vómito y cuadros de diarrea.
  • Tratar de consumir agua de botella, principalmente durante el viaje.

Y si van a pasear 

  • Revisar qué medidas de seguridad ofrece el sitio donde la familia va a pasar unos días de descanso. Tener en cuenta la edad de los niños.
  • Si hay piscina en este sitio de descanso, seguir las normas de seguridad en el agua como: supervisar siempre a los niños, nunca dejarlos solos, no permitir que jueguen alrededor y evitar que coman dentro de la piscina.
  • Aplicar bloqueador a los niños, mínimo 30 minutos antes de exponerse a los rayos del sol.
  • A la hora de conducir: la persona que vaya a manejar debe abstenerse de tomar bebidas con alcohol, pues pone en riesgo su vida y la de sus acompañantes.
  • Las autoridades en esta época intensifican los controles de alcohol para garantizar que ningún conductor maneje en estado de embriaguez.

Fuente: María Cristina Prieto, ingeniera de alimentos de la Secretaría de Salud de Bogotá; Olga Lucía Baquero, pediatra; y el Fondo de Prevención Vial.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.