democracia
(Foto referencial)

Sin opciones ante el colapso de los servicios. Así están los habitantes de las comunidades en la parroquia Democracia de Puerto Cabello, quienes tienen aproximadamente 18 horas sin servicio eléctrico. Como tampoco cuentan con gas doméstico, la mayoría se quedó sin posibilidad de cocinar, ya que dependían de las hornillas eléctricas para hacerlo.

William Blanco vive en la urbanización Augusto Pinaud y es uno de los afectados. Detalló a El Carabobeño que fue desde el viernes 13 de noviembre, alrededor de las 6:10 p.m., cuando se quedaron sin electricidad. Luego, a las 12:00 a.m. el servicio fue restablecido, pero solo duró unos cinco minutos. Esto volvió a ocurrir otras tres veces durante la madrugada.

Pasado el mediodía de este sábado 14 de noviembre, todos los sectores de la parroquia Democracia siguen sin electricidad: desde El Castaño hasta Nueva Taborda. “Estamos a la espera de que llegue la electricidad para poder cocinar. Aquí hay personas que no han podido ni siquiera desayunar”, relató William.

La lluvia que se registró en la noche anterior empeoró el ya complicado panorama. Al estar sin electricidad y sin gas doméstico para cocinar, les quedaba la leña como recurso extremo, pero el aguacero mojó todas las ramas y troncos que los vecinos habían logrado recolectar. Están en jaque.

“Tengo una vecina que tiene a dos niños pequeños, que son gemelos, y anda haciendo malabares y buscando la forma de hacerles el tetero”, dijo al señalar que otro problema derivado de la falta de electricidad es que tampoco pueden comprar alimentos porque los puntos de venta no funcionan y el dinero en efectivo brilla por su ausencia.

“Los negocios están cerrando sus santamarías porque no pueden pasar el punto. No podemos comprar enlatados para resolver y las panaderías que trabajan con horno eléctrico no pudieron hacer panes”, agregó.

Según William, el colapso abarca a todos los servicios públicos en la parroquia porteña. Tienen fallas con la distribución de agua potable a través de las tuberías y la que les llega mediante los camiones cisterna Hidrodrácula no es suficiente para cubrir la demanda de todas las comunidades.

“Ayer surtieron dos o tres veredas nada más con los camiones de Hidrodrácula y nos dijeron que no podían surtirnos más porque el llenadero ya estaba cerrado”, sentenció.

Los servicios de telecomunicaciones también presentan graves fallas que dejan a los habitantes de esta zona prácticamente incomunicados. Desde hace más de cuatro años, sostuvo William, no les funciona Cantv. Dependen únicamente de la señal intermitente de operadoras móviles como Movistar y Movilnet.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.