15 julio 2012

Balanza comercial no es positiva con países del Mercosur

Brasil mantiene un bombardeo de productos hacia Venezuela. (Foto El Carabobeño)

Alejandro Villalobos | avillalobos@el-carabobeno.com

Ni con el país más pequeño del Mercado Común del Sur (Mercosur), Uruguay, sale favorecida Venezuela en el intercambio comercial. Incluso Paraguay, que fue suspendido del mecanismo de integración, se queda con los saldos positivos.

El gigante del subcontinente, Brasil, mantiene un bombardeo de productos hacia Venezuela sin siquiera un acuerdo de bajo arancel de por medio. Desde unos años para acá son enviadas reses vivas, carne congelada, leche en polvo y otros productos desde el país carioca.

Las importaciones de Brasil a Venezuela fueron en 2011 más de 3.1 mil millones de dólares, de acuerdo a cifras de la Comisión Económica para América Latina (Cepal). Pero, las exportaciones desde aquí hacia allá no llegaron a 350 millones de dólares. La diferencia, negativa para los venezolanos, es de 2 mil 790 millones de dólares.

En su boletín de la segunda quincena de junio, el número 71, la Cámara de Comercio e Industria Brasil-Venezuela celebra la inclusión local al bloque. “La incorporación de Venezuela al Mercosur es el más importante paso en la construcción y desarrollo de una región libre de restricciones para el comercio”, sostiene el documento.

La Cámara echa por tierra la crítica de que el ingreso no tendrá impacto, por su bajo intercambio comercial. Y recuerda que de enero a mayo de 2012 el flujo de ventas entre ambos países aumentó 30% en relación con el mismo periodo del año pasado.

El incremento del intercambio comercial no significa que Venezuela ha aumentado las ventas hacia Brasil. El saldo negativo se mantiene para las cuentas nacionales.

En un mercado común con Brasil, Argentina y Uruguay (también Paraguay aunque está suspendido) la balanza seguirá siendo desfavorable, dijo el profesor Luis Lozada, director de la Escuela de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de Carabobo.

El economista explicó que en casos de integración como el que se vive con el bloque del sur, se busca siempre facilitar los procesos de producción local, pero recordó que el motor industrial venezolano está contraído.

Los problemas que atraviesa la empresa privada son enumerados no sólo por sus representantes, sino también los economístas: regulaciones, controles, amenazas a la propiedad, entre otras. “Entrar al Mercosur no es una ventaja”, alertó Lozada. “Esto no cambiará ni mejorará los procesos productivos en Venezuela”, agregó. Razonó que el empuje que necesita el entramado industrial debe venir de políticas coherentes y promoción de la iniciativa privada.

Lozada insistió en que el Mercosur no mejorará el enrarecido ambiente para los empresarios: no disolverá el control de cambio, no sacará de vigencia la Ley de Costos y Precios Justos, no detendrá las amenazas de expropiaciones, no desistirá de controlar los precios y no levantará todas las limitaciones.

Esta enumeración es la que hace recordar las ventajas competitivas que hay en los países del Mercosur, donde, por el contrario, los incentivos para la iniciativa privada son abundantes.

Tal es el caso de Argentina, el segundo país más grande en el mecanismo de integración y con el que Venezuela mantiene un comercio que en 2011 fue de casi 1,3 mil millones de dólares en ventas sureñas y 12 millones de dólares de colocaciones nacionales en territorio argentino, según las cifras de las que dispone la Cepal en su sitio web. Con Argentina el intercambio comercial crece como la espuma. Entre 2009 y 2011 subió 80%.

Uruguay y Paraguay, las dos naciones más pequeñas en el Mercosur, también mantienen ganancias de la balanza comercial con Venezuela. El primero coloca 284 millones de dólares, mientras que recibe 12 millones de dólares desde el país caribeño. Al segundo se van productos por 527 mil dólares, pero envía más de 65 millones de dólares. “Habrá muchos más productos de esa zona del continente de venta en Venezuela, y eso hará la balanza aún más desfavorable”, aseguró el profesor Lozada.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.