30 octubre 2012

Paralizada y sin producción empresa Invepal-Morón

 María López Rodríguez
mlopez@el-carabobeno.com

Desde el año 2010, está técnicamente quebrada la Industria Venezolana Endógena del Papel (Invepal) ubicada en la parroquia Morón, situación que es vista con mucha preocupación por sus cerca de 400 trabajadores quienes desde entonces cumplen horario y cobran como si estuviesen laborando, razón por la cual lamentan que la compañía se esté cayendo a pedazos, así lo denunció un grupo de los afectados.  

También afirmaron que la gerencia militar a cargo del general de brigada (Ej.) Francisco Antonio Espinoza Guyón ha llevado a la estatal a la quiebra. “No producimos ni una sola bobina de papel desde ese año”, espetaron. Los factores son múltiples como falta de inversión, materia prima e insumos -que son importados- y daños en los equipos. Esta compañía fue nacionalizada entre  los años 2003-2004. 

La primera denuncia sobre la realidad descrita la reveló Alexis Polanco, coordinador regional de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) a principios del año pasado, quien advirtió en ese momento que la empresa correría la misma suerte que el resto de las compañías expropiadas y dejadas en manos castrenses, quienes dijo fueron formados para resguardar la soberanía del país y no para tales cargos. 

Una de las fuentes indicó que la máquina 2 que elaboraba papel sensible para la fabricación de bolsas de papel para las panaderías se paró en octubre de 2010 y la que fabricaba cuadernos entre junio y julio de 2011. 

Existe un documento introducido en la Inspectoría del Trabajo, donde la gerencia explicaba que había paralizado la producción porque las máquinas y demás equipos habían cumplido con su vida útil. “Aunque llegaron recursos no sabemos qué destino tuvieron”, precisaron. 

Los trabajadores indicaron que por ser una empresa del Estado no les permiten la conformación de un sindicato que eleve sus quejar a las altas autoridades. En cuatro millones de bolívares mensuales está el pago de la nómina. 

En esa ocasión el también coordinador nacional de corriente sindical C-Cura sugirió que la empresa fuese dirigida por sus trabajadores, tal y como sucedió en el momento cuando la producción era óptima y recalcó que la estatal papelera requiere una fuerte inversión para activar sus operaciones y una nueva gerencia que esté comprometida con su reactivación, para que pueda salir del “desastre y el descuido”, donde está sumida. 

Indicó que en los últimos meses han llegado alrededor de 700 contenedores que traen en su interior bobinas de papel que vienen desde Brasil. “Llegan y salen de la empresa para simular una producción que no existe y los recursos para esas compras salen del ministerio de Ciencia y Tecnología”, expresaron. Las plantas operativas (a media máquina) son las ubicadas en la ciudad de Maracay estado Aragua. 

Los antecedentes

En su tiempo próspero Invepal se autoabastecía de energía eléctrica y en la actualidad depende del servicio que les brinda Planta Centro y Pequiven. 

Durante una visita realizada el 13 de agosto del año 2009, por el ministro del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, para ese entonces Jesse Chacón, fue anunciado un plan de optimización de Invepal, con el propósito de incrementar su producción para el año 2010. 

La primera fase estaba enmarcada en la remodelación y mejora tecnológica, donde el Estado aportaría la inversión correspondiente, al tiempo que los trabajadores se encargarían de generar los ingresos para ir modernizando la empresa, y así ampliar el abanico de productos. Trabajadores aseguran que estas promesas se las llevó el viento.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.