08 octubre 2013

Transnacional estaría monopolizando el negocio del aluminio

Glencore, uno de los gigantes globales de las materias primas, compra aluminio venezolano en dólares, pero también en bolívares, a la tasa de cambio oficial, la más favorable. ¿Cómo lo logra? A través de sus representantes en Venezuela que, al tiempo que se reservan la mayor porción de los cargamentos que salen de Guayana directamente al mercado externo, también se llevan una tajada de los cupos que por ley el Gobierno está obligado a despachar -a precios de dólar regulado- sólo a empresas registradas dentro del territorio nacional, informó el diario Correo del Caroní. 

Como representantes de Glencore en Venezuela aparecen personeros de otras firmas privadas que les compran a CVG Bauxilum, CVG Venalum y CVG Alcasa, entre las industrias básicas del Estado que actúan en el sector. Es así como los directores de las empresas venezolanas Extrudal, Trefymaca, Alambres del Yaracuy y Armco son los mismos empresarios que hace tres años renovaron a nombre de la trasnacional suiza los leoninos contratos a futuro que negociaron por adelantado la producción de aluminio de los últimos años. 

Son incluso los mismos de la compañía Alloys Metals, cuyo nombre quedó fichado hace cuatro años por el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), después de que frustraron un contrabando de 2.063 toneladas que estaban listas para zarpar en las narices de los trabajadores del muelle de Palúa, la puerta de embarque que la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) tiene sobre el río Orinoco. 

Venalum rescindió el contrato de las 7.700 toneladas de aluminio que en 2009 había reservado para Alloys Metals pero, al final, la empresa continuó en la cartera de clientes de la Corporación Venezolana de Guayana con el nombre Autana Aluminio.
(Correo del Caroní)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.