15 enero 2014

“Decreto que deja sin derechos sobre el Teatro Municipal se debió a falta de información”

El Gobierno nacional tendrá que dejar sin efecto el decreto expropiatorio del Teatro Municipal, porque el inmueble fue donado a Valencia por decreto del presidente Joaquín Crespo en 1894. Además tampoco debía por qué declararlo monumento nacional porque este rango lo tiene desde 1964. 

La aclaratoria la hace la educadora Mary Schwarzenberg, ex presidenta de la Fundación Teatro Municipal, y quien durante 30 años ha tenido a su cargo las visitas guiadas al histórico inmueble que se ofrecen a escolares, embajadores y otras personalidades que visitan a esta ciudad. 

Schwarzenberg considera que el decreto del Ejecutivo nacional que deja sin derechos a Valencia sobre el Teatro Municipal se debió a falta de información, porque el gobierno de Joaquín Crespo donó a esta ciudad la obra diseñada y construida por el arquitecto Antonio Malaussena. 

El Teatro estaba concluido desde 1892 pero en vista de que hubo problemas políticos por el nombre que llevaría, el presidente Crespo ordenó mediante decreto publicado en Gaceta Oficial el 4 de junio de 1894 que la obra fuese donada a la municipalidad de Valencia para que ésta se ocupe de su mantenimiento y lo conserve como una joya arquitectónica para el disfrute de todos los ciudadanos. 

La educadora, quien escribe un libro sobre la Historia del Teatro Municipal, considera que es imposible pasarlo a un ministerio del Ejecutivo nacional cuando toda la vida ha sido de Valencia. “Estoy segura de que el presidente Nicolás Maduro tendrá que dejar sin efecto ese decreto. Yo no opino de los otros decretos, pero conociendo bien la historia de esta joya arquitectónica, estoy segura de que en el caso del Municipal hay una equivocación que debe ser corregida”. 

La construcción del Teatro Municipal la inició en 1879 el presidente Antonio Guzmán Blanco, quien comisionó al ingeniero Navas Spínola para realizar el proyecto y la construcción, pero murió y la obra le fue confiada al arquitecto francés Antonio Malaussena, por el general Hermógenes Tópez cuando ejercía la Presidencia de la República. 

Mary Schwarzenberg informó que en 1889 el presidente Rojas Paúl comisionó a Malaussena para adquirir  la ornamentación del Teatro en Bélgica de donde proviene la majestuosa escalera que conduce a la parte superior. Esta es una obra artística de hierro colado y bronce que se conserva muy bien. El techo o plafond de la sala principal fue pintado por Antonio Herrera Toro quien creó la obra más importante en este estilo del siglo XIX. 

El Teatro tardó más de dos años en ser inaugurado porque cuando estabas listo estalló la revolución Legalista y los soldados lo tomaron como cuartel general. Fue en 1894 cuando la obra fue inaugurada con la pieza Guerra Civil, recordó Mary Schwarzenberg. (AF) 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.