Los Reyes Magos están a punto de venir y los padres buscan regalos ‘a última hora’. ‘¿Cuál es el mejor regalo para un niño?’, se preguntan muchos. Los juguetes son una gran oportunidad para contribuir al desarrollo emocional del niño y estimular su inteligencia social y aunque la tecnología es el regalo de moda, no siempre es opción más recomendable para la Psicología del pequeño.

María Díaz, psicóloga de Blua de Sanitas, explica que hay que cuestionarse qué beneficios y costes puede aportar la tecnología a nuestros hijos, y si se sustituyen por otras actividades, tareas o juegos que despiertan la curiosidad.

En un mundo digitalizado, es necesario tomar conciencia de lo importante que es mantener al niño al día de la realidad en la que vive, pero “sin duda no hacer de esto ni la principal vía de escape en momentos de tensión, ni tampoco el imprescindible recurso de distracción o entretenimiento. Es por esto que se recomienda una supervisión plena por los papás”, comenta la especialista.

En primer lugar que la cantidad total de regalos, sugiere la especialista, sea “entre tres o cuatro por niño, ya que en caso contrario fomentamos el materialismo y no tanto el cuidado o el aprendizaje. “De esta manera haremos además que la época de Navidad se centre más en los momentos de familia y en valores como el compartir”.

El juguete ideal

Para la psicóloga de Blua, “el tipo de juguete adecuado para cada niño es aquel que se adapte a su edad, nivel de desarrollo y personalidad, además de aportarle beneficios a su desarrollo psicomotriz, cognitivo, intelectual, emocional y social”.

Según la especialista, es preferible que sean juegos manipulativos y de construcción, favoreciendo así el desarrollo creativo o juegos simbólicos, que faciliten su desarrollo emocional y estimulen la inteligencia social.

Es recomendable no solo que el juguete guarde relación con la edad del pequeño y evitar juguetes por capricho, para premiar o castigar, sino que estos juegos han de cumplir la función de educar, mediante el desarrollo de valores y cualidades como la imaginación, la creatividad y la socialización, así como capacidades como la lectura o la música.

Regalar mascotas, ¿sí o no?

Es necesario tener en cuenta qué tipo de cuidados necesita una mascota y qué nivel de responsabilidad y compromiso hay que adquirir para su correcta atención. “En la primera etapa de desarrollo existe una predisposición para adquirir hábitos, emociones y valores y por lo tanto es una buena etapa para comprometerse con el cuidado de una mascota en casa”, afirma María Díaz.

Los animales ayudan a desarrollar áreas como la responsabilidad, la conciencia ecológica o la empatía, que genera sentimientos de comprensión, humanización, y ayuda a gestionar las emociones para interaccionar de forma asertiva.

Concretamente, tener un perro como mascota puede reportar confianza y seguridad en nuestra socialización y generar compromiso mutuo de actividad física produciendo buenos hábitos saludables.

En el caso de tener como mascota a un gato, este aporta compañía, aumenta los estados de relajación a nivel de gestión del estrés y mejora nuestro estado de ánimo.

¿Son adecuados los juguetes bélicos?

Según la psicóloga de Blua de Sanitas, estos juguetes “solo generan mensajes incongruentes con los que intentamos día a día transmitirles y, por lo tanto, deberían descartarse tanto en estas fechas como en otras etapas del pequeño”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.