COMPARTE


El nuevo jefe de estado prometió “ser el presidente de todos los tunecinos y tunecinas”. (Foto Archivo)

AFP

Beji Caid Esebsi, de 88 años, prestó juramento este miércoles en el parlamento tunecino, convirtiéndose en el primer presidente elegido democráticamente en la historia de Túnez, cuatro años después la revolución que dio lugar a la Primavera Árabe.

El nuevo jefe de estado prometió “ser el presidente de todos los tunecinos y tunecinas”, e hizo un llamamiento al “consenso entre los partidos políticos y los integrantes de la sociedad civil”, en un breve discurso tras prestar juramento.

“No hay futuro para Túnez sin reconciliación nacional”, agregó, mientras que numerosos detractores y actores de la revolución de 2011 se muestran preocupados por la cercana relación entre Esebsi y antiguos dirigentes del partido del presidente depuesto Zine el Abidine Ben Alí.

Esebsi ganó el 21 de diciembre, con cerca del 55% de votos, la segunda vuelta de las elecciones presidenciales frente al presidente saliente Moncef Marzuki.

Ambos se reunieron este miércoles en el palacio presidencial de Cartago para la ceremonia de entrega de poderes. Sonrientes, Marzuki y su sucesor se abrazaron ante las cámaras de televisión.

Esebsi se convirtió en el primer jefe de estado tunecino elegido democráticamente. Antes de él, el padre de la independencia, Habib Burguiba y Ben Ali recurrieron al plebiscito y a elecciones amañadas. Marzuki fue, por su parte, elegido por una Asamblea Constituyente, tras un acuerdo político con los islamistas de Ennahda.

 

– Entenderse con los islamistas –

Esebsi es un veterano político que fue ministro durante el régimen de Habib Burguiba y, brevemente, presidente del Parlamento con Ben Ali, antes de retirarse de la vida pública.

Regresó a los focos tras la revolución de 2011 y encabezó durante unos meses el gobierno encargado de organizar las elecciones de la Asamblea Constituyente que ganaron los islamistas de Ennahda.

En los tres años siguientes, construyó su partido Nidaa Tounès, una formación heteróclita que reúne a hombres de negocios, intelectuales, sindicalistas, militantes de izquierdas y representantes del antiguo régimen. Esebsi se impuso, además, como el principal opositor a los islamistas, a los que acusa de haber llevado a Túnez al borde del precipicio.

Ahora deberá encargar a su partido que forme un gobierno con un primer ministro capaz de obtener la mayoría en el Parlamento, ya que, aunque Nidaa Tounès ganó las elecciones legislativas en octubre, no dispone de mayoría absoluta con 86 escaños de un total de 217.

Para ello deberá entenderse con Ennahda (69 diputados), segundo partido en el Parlamento, al que criticó con dureza durante la campaña. Los otros 62 escaños se reparten entre una multitud de partidos que van desde la extrema izquierda al centro derecha.

 

– “Cumplir las promesas de la revolución” –

Se espera que las nuevas autoridades encuentren respuestas en el ámbito económico, ya que el paro y la miseria que originaron la revolución siguen vigentes.

“Es nuestro deber remediar los problemas socioeconómicos (…), y cumplir las promesas de la revolución: dignidad, empleo, salud y equilibrio entre las regiones”, subrayó por otra parte Esebsi.

“Hemos demostrado que la democracia es compatible con la cultura árabe musulmana, ahora hay que aportar la prueba de que esta democracia se puede convertir en oportunidades económicas y en prosperidad”, destaca este miércoles el diario La Presse en su editorial.

El gobierno también se enfrenta a otro reto importante: los yihadistas, que mataron a decenas de militares y dos destacados políticos antiislamistas desde 2011. Se espera que Esebsi sea intransigente con ellos, ya que criticó, en numerosas ocasiones, el laxismo de Ennahda y a su predecesor en este ámbito.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.