COMPARTE


La situación es producto de una válvula rota. (Foto Andrews Abreu)

Cada día son desperdiciados cientos de litros de agua blanca por la avería de la válvula de una tubería dentro del parcelamiento E-1, en La Granja, municipio Naguanagua, mientras residentes buscan materiales para reparar la falla.

El agua proviene de un pozo profundo de mil 600 metros del cual se beneficia el parcelamiento privado. Hace 50 años que este pozo fue activado y para que el agua fluyera hacia los hogares se destinó el uso de tuberías de seis pulgadas. Pero hace varios meses la válvula que regula el flujo hacia las viviendas y la Casa Don Bosco se dañó, por lo que el líquido cae hacia una quebrada cercana.

Jhony Pantoja, encargado del parcelamiento, explicó que no se puede obstruir o liberar por completo el paso del agua porque inundaría las residencias y lugares de trabajo. Dentro de las residencias, las tuberías son de media pulgada y colapsarían si se llegase a tomar alguna de esas medidas.

El tamaño que tienen las tuberías tampoco beneficia su reparación, porque es más difícil conseguir los implementos para cesar el bote.

Parcelamiento no está registrado

El alcalde de Naguanagua, Alejandro Feo La Cruz, aclaró que el parcelamiento E-1 de La Granja es un terreno privado perteneciente a la Agronómica Salesiana, que no ha sido registrado en la oficina de Catastro de la Dirección de Desarrollo Urbano del ayuntamiento.

Por ello sugirió a los pisatarios de este terreno, en su mayoría comerciantes, que lleguen a un acuerdo con los propietarios para presentar un proyecto de parcelamiento de acuerdo con las variables urbanas para que puedan convertirse en un espacio legalizado, y así disfrutar de los servicios de la alcaldía en caso de ser declarado como un área pública. “Hasta el momento, los pisatarios de este parcelamiento que se han acercado hasta el Instituto de Aseo Urbano de Naguanagua, mantienen contratos de servicio para su prestación, a pesar de su situación legal, y los que no lo mantienen también reciben nuestros camiones al cumplir esta ruta”, indicó en nota de prensa.

Además afirmó que estos terrenos son objeto de litigio y que no hay claridad sobre los derechos que pueden tener sus ocupantes, por lo que se mantiene a la espera del veredicto judicial y de los propietarios para proceder a legalizar el parcelamiento.

El alcalde realizó esta aclaratoria luego que El Carabobeño publicara en la página A-2 de la edición del sábado 17 de enero, que los vecinos y comercios que allí laboran pagan mensualmente el servicio de aseo urbano pero los camiones nunca entran hasta la zona.

Con información de Gabriela Espinoza Fernández




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.