COMPARTE


El país se muestra fracturado. (Foto AFP)

AFP

Argentina seguía el miércoles llena de dudas, dividida entre las hipótesis del suicidio, del “suicidio inducido” y del asesinato del fiscal Alberto Nisman horas antes de que explicara en el Congreso su denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner.

Nisman, quien acusó hace una semana a Kirchner y a su canciller Héctor Timerman de encubrir a Irán en la causa por el atentado a la mutual judía AMIA en Buenos Aires en 1994, fue hallado muerto el domingo. Desde ese momento, el país se muestra fracturado entre quienes creen que se suicidó o fue “instigado al suicidio”, como el gobierno, y quienes ven un asesinato, hipótesis esbozada en la oposición.

La colectividad judía convocó a una concentración frente a la sede de la AMIA a las 18H30 (21H30 GMT) para pedir “Verdad y justicia”.

El juez Ariel Lijo, a quien Nisman había presentado la denuncia, publicó el texto íntegro de 280 páginas el martes.

Esto, luego de que el jefe de la Secretaría de Inteligencia (SI), Oscar Parrilli, asegurara que no hay miembros de su dependencia entre los acusados por el fiscal.

En la denuncia, Nisman afirmó que Kirchner “ha emitido una expresa directiva” para aplicar “un plan de encubrimiento” que desvincule a los acusados iraníes del atentado de la AMIA y así garantizarles impunidad.

Nisman acusó al gobierno argentino de acordar con Irán reactivar el comercio de “granos por petróleo” a cambio de desistir de los pedidos a Interpol que aún pesan sobre cinco iraníes sospechosos de participar en el atentado que hace 20 años dejó 85 muertos y 300 heridos en Buenos Aires.

Según el fiscal, “el plan pergeñado por Cristina Fernández incluyó el cese de las notificaciones rojas de Interpol -un plan inesperadamente frustrado por firme accionar del secretario general Ronald K. Noble”.

Noble, exsecretario general de Interpol, rechazó esa versión en una nota publicada en el diario Página 12 el domingo pasado: “Lo que dice el fiscal Nisman es falso, ningún integrante del gobierno argentino trató nunca de que bajáramos los alertas rojos contra los funcionarios iraníes”.

Muerte violenta

Portavoces del gobierno declararon que Nisman pudo haber actuado a las órdenes de un “sector mafioso” de los Servicios de Inteligencia, cuya cúpula fue removida por la presidenta en diciembre.

Viviana Fein, la fiscal que investiga el caso, informó que no se hallaron restos de pólvora en la mano de Nisman, pero dijo que era usual en el caso de armas como la calibre 22 que, según la investigación, lo mató. A raíz de este resultado se ordenó un nuevo peritaje del arma.

La situación “pone a la fiscal en la obligación de emplear la mayor fuerza investigativa para descartar cualquier tipo de hipótesis: suicidio, suicidio inducido u homicidio”, dijo por su parte el secretario de Seguridad, Sergio Berni.

Fein también tomó declaración a los custodios del fiscal y a su exesposa, la jueza Sandra Arroyo Salgado -madre de las hijas de 7 y 15 años del fiscal-, así como a personal de seguridad del edificio donde fue hallado el cuerpo.

La jueza a cargo de la causa, Fabiana Palmaghini, realizó una inspección ocular en el apartamento de Nisman y allanó las oficinas en las que trabajaba.

Nisman fue hallado muerto en el baño de su apartamento del exclusivo barrio de Puerto Madero en Buenos Aires, luego de que uno de sus 10 custodios alertara a la madre porque éste no atendía las llamadas telefónicas.

Presidencia desclasificó información de Inteligencia relacionada con la investigación del atentado de 1994 que Nisman había solicitado la semana pasada.

Verdad y justicia

AMIA y DAIA, las dos organizaciones más representativas de la comunidad judía en Argentina -la mayor en América Latina- realizarán este miércoles una concentración frente a la sede de la AMIA para insistir en que se esclarezca el atentado de julio de 1994 y las circunstancias de la muerte de Nisman.

La firma en enero de 2013 de un memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán fue denunciada como “inconstitucional” por la AMIA y la DAIA y tensó las relaciones, que eran buenas, entre el gobierno y esta comunidad.

Desde marzo de 2012 se espera la fecha de juicio contra el expresidente Carlos Menem (1989-1999), acusado de “encubrimiento agravado” en el caso.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.