Los cauchos tenían aproximadamente dos años acaparados. (Foto Archivo/El Carabobeño)

AVN

Un total de 14.814 cauchos de diferentes medidas y marcas fueron decomisados en un galpón ubicado en el sector Los Arales del municipio San Diego en el estado Carabobo, los cuales se encontraban acaparados, en su mayoría, desde hace dos años.

Así lo informó el superintendente de Precios Justos, Andrés Eloy Mendez, quien este jueves inspeccionó estas instalaciones para constatar el hallazgo.

El funcionario explicó que labores de inteligencia social y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) detectaron la descarga de un contenedor con 2.254 cauchos en este galpón, los cuales fueron traídos al país con dolares del Sicad 2 por la empresa Pacific Fire Corp Panamá para Cauchos Portugal.

Al ingresar al galpón, se observaron cerca de 12 mil neumáticos, que de acuerdo a las facturas tenían en el sitio dos años acaparados. De acuerdo con Méndez, estaban “engordando” su precio de venta al público.

Además del acaparamiento, se descubrió la cartelización o venta entre empresas de los mismos dueños para elevar los costos de los cauchos y venderlos con sobreprecio de hasta 165%. Las empresas involucradas se identificaron como Autogomas Castillito, Lubricantes Castillito y Sus Ruedas Castillito.

“Detectamos una especulación bárbara (…) Cauchos que debían ser vendidos a dos mil bolívares eran ofrecidos hasta en 10 mil bolívares por estas personas”, explicó el Superintendente.

Otra irregularidad detectada en este caso es el desvío de la mercancía (de los 2254 cauchos iniciales), ya que la guía de despacho señalaba el lugar de destino a Barcelona, estado Anzoátegui.

“Extrañamente se desvían a este galpón en San Diego estado Carabobo. Esa desviación de su ruta original ya es un contrabando”, afirmó Méndez.

Resaltó que este procedimiento se inició el pasado 05 de noviembre y que a la fecha, ni los dueños de estas empresas, ni algún apoderado legal ha hecho acto de presencia para aclarar la situación. Además aseguró que los dueños serán puestos a la orden de la Fiscalía del Ministerio Público.

Asimismo informó que el galpón, de dos mil metros cuadrados, así como la gandola en la que descargaban los 2.254 cauchos serán ocupadas por la Sundde.

En cuanto al destino de estos 14.814 cauchos, el Superintendente anunció que serán comprados por el Ministerio de Transporte Terrestre para distribuirlos al precio justo en las Proveedurías de Transportistas y así satisfacer las demandas de los profesionales del volante.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.