COMPARTE


El nombre de la nueva bebé real aún no se ha decidido. (Foto EFE)

EFE

La hija del príncipe Guillermo y su esposa, Catalina, nacida este sábado en Londres, recibirá el tratamiento de princesa, en lugar de ser simplemente “lady”, gracias a una reforma de la legislación que entró en vigor el pasado marzo.

La niña, cuyo nombre aún no se ha revelado, será pues la princesa de Cambridge -su hermano mayor, Jorge, es príncipe de Cambridge-, y será tratada como “Su Alteza Real”, título reservado anteriormente solo para los varones del hijo mayor del príncipe heredero.

Este tratamiento igualitario entre los dos hermanos, al margen de su género, es posible tras una reforma legal sancionada por la reina Isabel II en diciembre de 2012, cuando Catalina estaba embarazada de Jorge, para asegurar que el primogénito recibiría el más elevado tratamiento y podría acceder al trono fuera cual fuera su sexo.

Aunque en el día a día la pequeña será conocida como la princesa de Cambridge, si alguna vez requiere un apellido, para casarse o por cuestiones legales, este será Mountbatten-Windsor -en relación a los del duque de Edimburgo y la reina Isabel II-, según se indica en la página oficial de la monarquía.

La última “princesa de Cambridge” de la monarquía británica fue la princesa María Adelaida de Cambridge (1833-1897), la nieta del rey Jorge III, conocida como “María la gorda” por su barriga y también por su trabajo para organizaciones caritativas.

La última princesa nacida en el seno de la familia real del Reino Unido es Eugenia, hija de los duques de York -el príncipe Andrés y Sarah Ferguson- y prima de Guillermo, que vino al mundo en 1990.

Los condes de Wessex, Eduardo y Sofía, prefirieron que su hija Lady Louise Mountbatten-Windsor, nacida en 2003, no llevara el título.

La hija de los duques de Cambridge, nacida la mañana de este sábado en el hospital St. Mary de Londres, comparte cumpleaños con personajes famosos, como el exfutbolista David Beckham, que en esta fecha celebra sus 40 años en Marraquech, la cantante de pop Lily Allen, la diseñadora Donatella Versace y el actor David Suchet.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.